Policiales |

La Fiscalía trabaja en el esclarecimento del crimen en la UP2

El principal sospechoso de clavar una faca en la cabeza del interno fallecido, fue trasladado a la cárcel de Victoria luego del enfrentamiento del miércoles pasado. El fiscal Martín Scattini espera por la pericia del arma casera que se utilizó para matar al preso de 23 años. Las citaciones al personal del Servicio Penitenciario de la Unidad Penal 2 que estaba de guardia al momento en que sucedieron los hechos, ya fueron cursadas y lo mismo ocurre con los internos de los pabellones 5 y 6 que supuestamente protagonizaron la pelea. El problema que se le presenta al fiscal Scattini es que tres de ellos, entre los que se encuentra el principal sospechoso, fueron trasladados a otras unidades carcelarias de la provincia luego de sucedido el enfrentamiento. Por lo tanto se debe solicitar a los Juzgados de Ejecución de Paraná y Gualeguaychú los correspondientes traslados para que se presenten en la Fiscalía. De cualquier modo, el preso de 20 años, oriundo de Paraná y condenado por robo agravado, que está señalado de ser quien asestó la puñalada en la cabeza del fallecido Hugo Acosta, está individualizado. Por disposición del Servicio Penitenciario, fue trasladado a la cárcel de Victoria porque en Federal están alojados familiares de la víctima. Pero para la Fiscalía es importante la declaración de los otros dos presos, que fueron llevados a la cárcel de Federal y Paraná, que podrían aportar algún dato que permita imputarle el homicidio simple al sospechoso. Además de los guardias, había varios internos en el patio cuando se produjo el enfrentamiento que también podrán aportar información a la investigación. Respecto a las cámaras de seguridad, las imágenes que captaron son lejanas y no se logra identificar con claridad al agresor. Se secuestró el arma homicida, una faca de fabricación casera, que será remitida a pericias para obtener rastros que permitan identificar al autor. La autopsia al cuerpo de Hugo Acosta se realizó el domingo en la Morgue Judicial del Cementerio Norte y si bien no se ha conocido el informe escrito, la herida que le causó la muerte sería compatible con el elemento secuestrado. Este dato, que puede llegar a parecer obvio, es de suma importancia para posteriormente demostrar en un juicio que la víctima murió a consecuencia de esa lesión y no por una falla multiorgánica u otro factor que nada tuvo que ver con la agresión.

Dejá tu comentario