Insólito |

La historia del banquero de JP Morgan que dejó todo para ser una "Dama Reptil"

Tiamat Legión Medusa es el nombre que eligió para sí mismo el exbanquero de JP Morgan

"Mitad humano, mitad reptil". Así se presenta en su cuenta de Facebook este estadounidense de 58 años, nacido como Richard Hernández, que fuera vicepresidente de un banco internacional y que ahora se hace llamar Tiamat Legión Medusa.

Para convertirse en este personaje, cuyo objetivo final es ser un reptil transgénero, el exbanquero lleva gastados unos 75 mil dólares. Con ese dinero pagó más de 20 procedimientos quirúrgicos durante dos décadas que incluyeron la castración, la extracción de las orejas, la división de la lengua para hacerla bífida y el implante de 18 cuernos.

Pero a su cambio de imagen aún le faltan otras intervenciones. El año próximo tiene planeado la extracción del pene y más tatuajes, para pasar de ser hombre no tener género y de humano a reptil. "Mi máxima preferencia es simplemente ser llamado 'eso', al igual que mi especie, las serpientes", dijo en Tiamat en una entrevista con la agencia británica Jam Press, que reprodujo el diario The Sun.

reptil 02.jpg

Esta Lady Dragón, o Dama Reptil, como también se hace llamar, empezó a sentir atracción por el mundo de los reptiles cuando sufrió un hecho traumático en su infancia. "Mis padres me abandonaron en medio del bosque, una noche, en el corazón del sur de Texas, donde abunda la serpiente de cascabel de Diamondback occidenta", relató.

Luego de ese abandono paternal que marcó su vida, quien es hoy Lady Reptil fue rescatada en ese mismo bosque por su abuelo, que vivía por la zona. Pero la situación familiar no mejoró, según el mismo Tiamat relató: "Mi abuelo, tristemente, continuaría abusándome verbalmente, emocionalmente y físicamente".

Desde muy pequeño, Hernández supo que era homosexual, pero ocultó su condición, pues vivía en un ambiente opresivo donde sabía que salir del closet podría aumentar la hostilidad de su familia hacia él.

reptil 03.jpg

Después de recibirse del secundario en 1979, Tiamat escapó del pequeño pueblo donde vivía para radicarse en Houston y su vida dio un giro positivo cuando pudo ingresar como empleado en el banco JP Morgan Chase.

"Con una trayectoria de 15 años en la entidad, me convertí en vicepresidente y gerente de clientes en la División de Banca Corporativa del JP Morgan Chase, donde administré una cartera diversa de clientes corporativos para el banco, incluidos los diez principales clientes de una de las entidades financieras más importantes", relató Tiamat.

La decisión del formal banquero de transformar su cuerpo surgió por primera vez en 1997, cuando se colocó un par de cuernos. En realidad, las modificaciones físicas comenzaron luego de que se enterara de que era portador de VIH positivo, lo que para aquel tiempo era algo así como una sentencia de muerte.

reptil 04.jpg

"Debido a que pensé que iba a morir, comencé a modificar mi cuerpo porque sentía que estaba en una carrera contra el tiempo", señaló Lady Dragón.

Las transformaciones de Tiamat

Tiamat, que se puso ese nombre debido a una diosa mesopotámica que es el símbolo del caos de la creación, tiene ahora senos que crecieron como resultado de las hormonas y tuvo una extirpación de próstata y una castración como parte del cambio para ser empezar a dejar atrás el género masculino.

El aspirante a dragón tiene también 18 implantes de cuernos, ambas orejas extirpadas, una extracción parcial de nariz y una remodelación inspirada en Voldemort, de Harry Potter. Tiene removidos todos los dientes, excepto seis, y todos están afilados, el blanco de ambos ojos está permanentemente teñido de verde, y tiene una bifurcación de lengua para imitar la de una serpiente.

"La gente piensa que las personas modificadas, especialmente aquellas que llegan a los extremos para parecerse a algo en una película de ciencia ficción son perdedores y tontos como la suciedad, pero quiero que sepan que somos tan amables, inteligentes y amorosas como cualquier otra persona", aseguró.

reptil 01.jpg

"Mi objetivo y misión es destruir el binarismo de género e inspirar a otros al compartir mi historia de no tener género", señaló Tiamat.

La Dama Dragón espera concluir la transformación completa para 2025. En el próximo año planea embellecer las escamas de arco iris tatuadas desde su cabeza a sus pies, agregar más cuernos a los 18 que tiene ahora y añadir tinta púrpura a la mancha verde que ostenta cada globo ocular.

"Mi metamorfosis no está cerca. La principal de mis prioridades es despedirme del Señor Bojangles, mi pene, lo antes posible ", concluyó Tiamat.

Dejá tu comentario