Policiales |

La historia del ex prefecto que fue condenado por golpear a su esposa y quemar a su amante

Roberto Sebastián Cantero protagonizó el martes cerca del mediodía un brutal ataque hacia una joven de 28 años, que salvó su vida de milagro gracias el accionar de dos policías de civil que pasaban por el lugar y escucharon los gritos desesperados de la víctima. Pero este hombre ya tenía antecedentes.

La historia de violencia en la casa de calle Los Manantiales comienza en 2018, cuando por entonces su esposa lo sorprendió en compañía de una joven mujer. La víctima llegó al domicilio que compartía con Cantero desde hacía 18 años y al recriminarle la presencia de su amante, el hombre que pertenecía a la Prefectura Naval comenzó a golpearla.

La víctima había regresado con su hijo de un año y medio de una fiesta familiar en Larroque y al llegar en la madrugada sorprendió a su esposo en la cama con la otra mujer. La esposa de Cantero echa de la vivienda a la amante y le dice al hombre que quería terminar la relación. Esto originó la reacción violenta, provocándole golpes en diversas partes del cuerpo, y la amenaza que si lo denunciaba le iba a pegar 15 tiros con su arma reglamentaria.

Por este hecho, Cantero permaneció detenido varios días en Jefatura Departamental y fue imputado de Lesiones leves doblemente agravadas por ser cometidas contra la persona con la cual se mantiene una relación de pareja y por mediar violencia de género en concurso ideal con el delito de amenazas simples. En el juicio, que llevó adelante la fiscal Natalia Bartolo, y en el que la amante declaró en favor del imputado, se le impuso una pena de 8 meses de prisión de cumplimiento condicional y otras series de medidas durante dos años, como ser la realización de un curso relacionado con la temática de violencia de género que deberá ser acreditado por el imputado o su abogado defensor, en este caso Víctor Rebossio.

Como ocurre en toda pena de prisión condicional, el condenado no debe incurrir en un nuevo delito por un plazo de cuatro años, porque en caso contrario se le unificarán los hechos y la pena a cumplir deberá ser indefectiblemente de prisión efectiva.

A Cantero pareció no importarle esto porque 8 meses después de dictada esa sentencia, roció alcohol en las piernas de su actual pareja – la joven de 28 años con la cual mantuvo la relación extramatrimonial – y le prendió fuego acercándole un papel encendido.

Mientras todo esto sucedía, los sargentos Ricardo Braun y Mauro Achinelli, dos policías que se encontraban fuera de servicio y que casualmente pasaban caminando por Los Manantiales y Gervasio Méndez escucharon los gritos desesperantes de la mujer y decidieron irrumpir en el domicilio.

Ambos forcejearon con Cantero y logran reducirlo, además de rescatar a la mujer que logró apagar el fuego metiéndose rápidamente bajo la ducha. Desde el martes al mediodía este ex miembro de la Prefectura Naval, dado de baja tras la condena en febrero pasado, se encuentra detenido y este jueves por la mañana será llamado a declarar ante la fiscal Carolina Costa.

Dejá tu comentario