Ciudad | Salud

La importancia de la prevención en los consumos problemáticos

Desde el programa municipal "Así Nos Cuidamos", un programa de prevención y promoción de la salud orientado más específicamente a reducir la demanda de sustancias psicoactivas y los consumos problemáticos, nos comunicamos de manera virtual con Carlos Damín, especialista en Toxicólogia del Hospital Fernandez, Profesor de la UBA y Director de la fundación Fundartox.

La idea de la charla era poder obtener algunos datos sobre el cambio de hábitos en el consumo de sustancias psicoactivas y la opinión a futuro para poder abordar la problemática.

En primera instancia para hablar un poco de estadísticas desde la realidad del Hospital Fernández, Carlos Damín nos comentó que unas 2000 personas son atendidas al año por intoxicación de alguna sustancia, encontrándose en primer lugar las intoxicaciones por exceso de consumo de alcohol, en segundo lugar el consumo de cocaína y en tercer lugar los psicofármacos de venta legal.

La demanda por consumo de alcohol sumada a la demanda por consumo de psicofármacos da como resultado que el 70% de las personas que llegan al Hospital Fernández con algún tipo de intoxicación, es por sustancias legales. Es importante tener en cuenta también que la edad de inicio en el consumo de alcohol ha bajado considerablemente, lo mismo que el porcentaje de alcohol en sangre con el que ingresan al hospital, se habla de que hoy en día tenemos chicos/as de entre 16 y 18 años que ingresan con un cuadro de intoxicación de entre 5 y 6 gramos de alcohol en sangre, cuando hasta hace unos años ingresaban jóvenes de 20-25 y no superaban los 3 gramos de alcohol en sangre.

El alcohol en nuestro país sigue siendo la sustancia de mayor consumo y la que mayores peligros a la salud aporta, no solo para quien lo consume, sino también por el riesgo a terceros. Es importante tener una política que regule ciertas cuestiones como la facilidad del acceso a las bebidas alcohólicas debido a lo numeroso de sus puntos de venta como por lo económico de su precio.

El consumo de psicofármacos y la automedicación es también un problema que ha ido en aumento producto en parte de la masividad de anuncios sobre medicamentos. En relación a esto Carlos Damín expresó que la publicidad de medicamentos es innecesaria. Debe ser un médico/a quien prescriba un medicamento y el mismo dispensado en la farmacia.

Hay un exceso de publicidad y anuncios sobre alcohol y medicamentos, que logran en cierta medida que uno crea que consumir estas sustancias legales son inofensivas o que tienen un nivel muy bajo de daño a la salud.

Por último, Carlos Damín se refirió a la importancia de incrementar el presupuesto en prevención e información sobre los consumos, hay que apostar por la prevención para reducir la demanda y aumentar las políticas de reducción de riesgo y daño.

Temas

Dejá tu comentario