Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

La insólita excusa de la portera de escuela que fue filmada abusando de un alumno

La mujer de 35 años, quien evitó declarar ante la Justicia, tuvo un diálogo informal con la madre de la víctima. En la audiencia por el hecho, se había negado a declarar.

Paola Tejada, la desplazada portera de una escuela de San Juan que se filmó mientras abusaba de un alumno, había guardado silencio por recomendación de su abogado defensor, Alejandro Martín García. En la audiencia judicial por el hecho, se negó a declarar.

Sin embargo, mantuvo un breve diálogo informal con la madre de la víctima, en el que sintió la necesidad de brindar una explicación sobre lo ocurrido. La mujer de 35 años argumentó que se trató de “un juego y una broma”, al tiempo que adujo que el episodio "fue sacado de contexto", informaron medios locales.

Los dichos de la detenida estuvieron en línea con la posición de los abogados del otro imputado en la causa, Osvaldo Tapia, quien filmó el abuso y cuya grabación tuvo una enorme viralización en redes sociales.

Esos letrados manifestaron en la audiencia judicial que la situación se dio en medio de un clima de diversión, en una juntada en la que había varias personas, y que no fue tomado como que se cometía un delito. Puntualizaron que los reunidos festejaban y se reían, pero que nunca pensaron que hacer eso estaba mal y lo consideraron "como un juego".

Tapia, a su turno, sostuvo que visitó la cada de Tejada, donde se encontraban varios adolescentes reunidos y que él se puso a tomar mate. El encuentro se extendió y, más tarde, compraron cerveza y otras bebidas. Con su relato, se preocupó en resaltar que el episodio con el chico que quedó filmado sucedió mientras estaban también otros menores en la casa.

El hombre, empleado de comercio de 32 años, apeló a su estrategia de defensa y evitó referirse a si fue él quien tomó las imágenes con el celular.

"¡Dale, dale! Vamos. No con la mano, con la boca", se le había escuchado decir a Tapia en el video del escándolo, para alentar al alumno con el fin de que extrajera un caramelo que Tejada se había colocado en su corpiño.

En la audiencia judicial, ni la declaración de Tapia ni la argumentación de sus defensores convencieron a la jueza de Garantías Verónica Chicón, quien dictó dos meses de prisión preventiva para el empleado de comercio y para la portera de escuela desplazada.

Dejá tu comentario