Provincia | Gustavo Bordet | Juan José Bahillo

La inversión en la red vial de Gualeguaychú alcanza los mil millones de pesos

A las obras dadas a conocer este miércoles en la recorrida que realizó el gobernador Gustavo Bordet y la vicegobernadora Laura Stratta junto a parte de su gabinete, se suman accesos a localidades, obras complementarias y la repavimentación de la ruta 16, desde Larroque a Gualeguaychú.

Así lo recordó el ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo, quien fue parte de la recorrida por el departamento. En ese marco se habilitó el acceso oeste a la localidad de Enrique Carbó, se recorrieron las obras de la emblemática ruta 51 y se abrieron los sobres de la licitación para un puente sobre el arroyo García.

“Si repasamos las inversiones en infraestructura vial en el departamento Gualeguaychú, durante la gestión de Gustavo Bordet, estamos alrededor de los mil millones de pesos. Solo estas tres obras significan alrededor de 570 millones de pesos de inversión. Si le sumamos el acceso a Aldea San Antonio, las obras complementarias sobre la ruta 20, la repavimentación de la ruta 16 desde Larroque a Gualeguaychú y el acceso norte a la ciudad de Urdinarrain, con las obras que van desde la ruta 20 en intersección con la ruta 39 hasta arroyo Malo; estamos en mil millones de pesos, sin contar las obras que hay en las ciudades”, enumeró el ministro.

Inversión sin antecedentes

El funcionario aseguró que este nivel de inversión en el interior del departamento “no registra antecedentes, por eso hay que destacar y valorar la decisión del gobernador, porque todo esto, salvo lo de la ruta 16 -que son fondos nacionales- se hizo con fondos de la provincia. Todos hemos hecho gestiones desde el lugar que nos ha tocado, pero la decisión de asignar fondos fue de Gustavo Bordet”.

Además de señalar la importancia del acceso a Enrique Carbó para los vecinos de esa localidad, Bahillo remarcó que la obra de la ruta 51, “es muy significativa en términos sociales y productivos, ya que une Larroque con Urdinarrain cruzando transversalmente el centro del departamento”. También consideró de importancia que se abrieran los sobres para la obra de un puente sobre el arroyo García, ya que es uno de los dos puentes sobre ese arroyo. “Es un puente con una base de madera, que está muy deteriorado por el paso del tiempo y si se inhabilita deja aislada a la comunidad de Parera hacia la zona de Urdinarrain”, indicó.

Las ampliaciones de la obra de la ruta 51 proyecta también los accesos enripiados a localidades como Parera, Almada, Colonia Stauber, o parte de las vías para el transporte pesado en Larroque. “Estamos viendo cómo se financia completa, porque la Ley de Obra Pública permite ampliar hasta un 40%, y ya la obra insumió un porcentaje importante, porque se encuentran imponderables como alcantarillas, puentes o cambios en la traza”, informó el funcionario.

La conectividad y las oportunidades

El ministro consideró que las obras que se desarrollan sobre esa ruta “son la oportunidad para mejorar los accesos a esas pequeñas localidades y garantizarles la transitabilidad todo el año. Esto tiene una gran importancia, porque mucho se habla de los caminos de la producción, pero la prioridad es la conectividad de la gente. Son comunidades, vecinos del departamento Gualeguaychú que quedan aislados por una lluvia y eso genera angustia e incertidumbre, porque no pueden salir por problemas de salud, educación o porque quieren visitar un pariente o amigo en la ciudad. Esto también es importante además del desarrollo productivo”.

“El impacto de las obras públicas no solo debe evaluarse en términos económicos, sino también en términos sociales, que muchas veces no se puede medir en dinero, pero son innumerables las mejoras en las condiciones de vida. Si se generan las condiciones, la gente tiende a quedarse en el campo, evitando la migración hacia las ciudades por falta de oportunidades. Es muy doloroso no poder tener un proyecto de vida en el lugar que uno elige para vivir, y eso muchas veces no se ve”, subrayó Bahillo.

En ese sentido el funcionario señaló que las inversiones más intensivas en el campo se dan cuando están dadas las condiciones de infraestructura en materia de servicio eléctrico y de transitabilidad de los caminos. “Con esta obra se están dando las condiciones para que el interior del departamento se desarrolle con todo su potencial. Ya hay en la zona un desarrollo avícola importante, a pesar de los caminos, con lo cual creo que con esta infraestructura mejorarán las posibilidades. También se están desarrollando en la región granjas de cerdo, esto genera movimiento económico, comercial, puestos de trabajo, demanda movimiento de transporte; todo un círculo virtuoso”.

Dejá tu comentario