Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Abuso sexual | Asamblea | Gualeguaychú | Judiciales

La Justicia condenó a un gualeguaychuense por abuso sexual contra una nena de 6 años

El juez Mauricio Derudi a cargo del Tribunal de Juicio de Gualeguaychú, en el caso de abuso sexual simple contra una menor de 6 años, comprobó los hechos. La psicóloga interviniente indicó que la nena "no mintió" y que los hechos ocurrieron mientras el abusador cuidada de ella. El condenado era pareja de la madre de la víctima.

Mónica Farabello

La Justicia de Gualeguaychú definió condenar a Miguel Ambrosio de 31 años de edad a la pena de 3 años en suspenso por el delito de abuso sexual simple contra la hija de quien era su pareja.

Fuentes judiciales confirmaron a ElDía que la nena (que en 2019 tenía apenas 6 años de edad) relato en la Cámara Gessel que los abusos empezaron cuando ella tenía 5 años y continuaron después de haber cumplido 6 años, y hasta el día de la denuncia.

Respecto al lugar y momentos del delito, la niña especificó que los abusos ocurrían casi todos los viernes y sábados; días en que Ambrosio se quedaba “cuidándola” y mientras su madre debía cumplir con su horario de trabajo.

La menor especifico dos abusos en la Cámara Gessel, por lo que el hombre que perteneció a la Asamblea Ambiental Juvenil, recibió la condena en suspenso.

ElDía pudo saber que la psicóloga dijo que los hechos ocurrieron y que la niña no mintió ni tampoco fue influenciada por su familia para decir algo irreal.

La Fiscalía a cargo de Lisandro Beherán había solicitado la pena de 5 años de prisión efectiva, pero finalmente los jueces decidieron aplicar una pena menor.

De todos modos, se presentarán recursos de casación contra la resolución del tribunal oral. De esta manera la causa sería revisada en la Cámara de Casación de Concordia, como una nueva instancia judicial contra Miguel Ambrosio; que con esta pena podrá seguir en libertad.

Al tomar estado público esta causa, un importante grupo de vecinos y vecinas del barrio Francisco Ramírez (338) inició una campaña de escrache contra el acusado, quien trabaja con su familia frente al complejo habitacional ubicado en calle Gervasio Méndez y Nágera.

El caso de abuso comenzó a desentrañarse por la importantísima atención de la abuela paterna, quien sospechó que “algo no estaba bien con su nieta de 6 años”.

Ahora, este aberrante caso seguirá en la Justicia, en busca de que el condenado adquiera una pena de prisión efectiva.

Dejá tu comentario