Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Entre Ríos | Gualeguaychú | Salud

La Justicia falló a favor de Estela Lemes y la ART deberá indemnizarla

La docente rural confirmó que el Tribunal de la Cámara de Apelaciones (Sala II Laboral) falló a su favor. Ahora, la aseguradora de riesgos del trabajo (ART) deberá hacerse cargo de su tratamiento y además, abonarle una indemnización.

Por Mónica Farabello

.

La causa fue caratulada Lemes Estela Susana C/ Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (I.A.P.S.E.R.) y otros S/ enfermedad profesional" (Expte. Nº 1344/SL).

El caso fue analizado por los miembros de la Sala II Laboral de la Cámara de Apelaciones de Gualeguaychú, doctores Vicente Martín Romero, Alberto Adrián Welp y Fabián Arturo Ronconi.

Estela Lemes conversó con ElDía y contó que "la Justicia pudo confirmar que fui fumigada y le exige a la ART que se haga cargo de mi tratamiento médico".

Esta causa comenzó en el 2016. El primer fallo no fue favorable a la docente, por lo que decidió apelar; y en esta oportunidad, le dieron la razón.

"En octubre del año pasado y luego de muchas pericias, el juzgado laboral a cargo del doctor Frosch, falló en favor de la ART. Nosotros apelamos y ahora recibí un fallo en favor mío y de mi salud", dijo Estela Lemes.

Ahora, comentó que tendrá "la cobertura en la salud y además es un fallo que reconoce que los agrtóxicos enferman y matan. Esto es un mensaje para la gente que fumiga; que deben hacerlo con toda la precaución y si es posible, dejen de hacerlo".

"Ahora tengo que pedirle a la ART ante cada prestación que necesite. Todo lo que sea atención médica debe pasar por ellos", explicó la educadora.

La resolución judicial

En el texto firmado por el Tribunal, al que accedió ElDía, se especifica que se resuelve: DECLARAR DESIERTO el recurso de apelación interpuesto por la accionante Sra. Estela Susana Lemes, contra el rechazo "in limine" de la pericia médica practicada en autos por el Dr. Chesini.

HACER LUGAR al recurso de apelación interpuesto por la actora y en consecuencia revocar la sentencia de primera instancia, CONDENANDO en merito a ello, al Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos, a abonar a la Sra. Estela Susana Lemes (una indemnización, en el término de diez días de quedar firme la presente.

CONDENAR al codemandado Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos, a otorgar a la actora Sra. Estela Susana Lemes, las prestaciones en especie que esta requiera con motivo de los hechos elucidados en juicio -art. 20 ley 24557.

La discusión por las fumigaciones

En agosto de 2019 fueron modificadas las distancias permitidas para fumigar en zonas cercanas a las escuelas rurales. La docente Estela Lemes fue muy crítica sobre esta determinación y opinó: “No me parece acertado el Decreto y ahora dependerá de nosotros volver a arremeter y seguir en la lucha en el ámbito de la Justicia”.

“A nosotros nadie nos consultó para armar este decreto y creería que a los integrantes de “Basta es Basta”, tampoco. Creo que es resultado de las presiones en épocas de elecciones que ejerce la gente poderosa del campo contra el Gobernador y su gente”, opinó la educadora que hasta la fecha enfrenta problemas de salud, tras haber sido fumigada.

En cuanto a los puntos de control anunciados por la nueva reglamentación provincial, Lemes indicó que no sabe “en qué consisten los puntos centinelas, cómo lo van a implementar y cómo van a monitorear a eso. No sé qué quieren lograr con eso”, sostuvo y ejemplificó: “Nosotros hace muy poco vimos una máquina fumigando y llegó la deriva a la escuela. Hicimos la denuncia pero no lo encontraron porque Abigeato estaba en la otra punta del Departamento; llamamos a la Comisaría Octava, y de aquí a que fueron… no los encontraron, pero dieron con otro aplicador que no era el que nosotros denunciábamos”.

“Imaginen que esto pasa cuando nosotros denunciamos ¿quién nos garantiza que con estos puntos de vigilancia vamos a estar cuidados?”, cuestionó la docente.

Previo al decreto las distancias de fumigaciones aéreas y terrestres eran de 3 mil y mil metros respectivamente. Ahora, esos márgenes se acortaron, aunque se sumó una clasificación de fitosanitarios que intentan determinar los riesgos y la peligrosidad de cada uno.

La salud de Estela

A Estela la envenenaron en 2012. Desde el 2006 se empezó a fumigar alrededor de la escuela rural Bartolito Mitre. En 2010, 2011 y 2012 hizo las denuncias a Ambiente Municipal.

En 2010 filmó un video con una avioneta fumigando el campo de enfrente. Según relató “daba la vuelta y caía todo el chorro abierto arriba de la escuela. Era impresionante la cantidad de veneno que caía”.

En 2012 hicieron una denuncia penal, pero “nunca se llegó a nada”. En 2016, tras un análisis, constataron que la docente tenía glifosato en su sangre.

Las consecuencias son trágicas: “Me dejó una afección muscular muy grande. Se me están atrofiando de a poco los músculos de todo mi cuerpo; principalmente en el lado derecho. Además, la parte neuronal no tiene vuelta atrás. Eso ya está afectado y lo que se rompe, no se recompone”.

Estela atravesó varias internaciones en el Centro de Neurología y Recuperación Psicofísica (Cener) de Galarza. Allí pasó estadías de hasta 20 días. Ahora recibe el apoyo judicial para que la ART se haga cargo de su extenso tratamiento médico.

Dejá tu comentario