Provincia |

La marcha de los "pro vida" apuntó contra los senadores Edgardo Kueider y Stella Olalla

Una movilización en contra del aborto se produjo este sábado en Paraná. Bajo la lluvia, los manifestantes apuntaron especialmente a los dos senadores entrerrianos indecisos.

La denominada “Marcha Federal Salvemos las Dos Vidas” tuvo su réplica en Paraná, y en 58 ciudades de todo Entre Ríos este sábado. A pesar de la lluvia, la concurrencia fue numerosa. Y, como anticipó Página Política, los reclamos fueron dirigidos especialmente a los dos senadores que todavía no fijaron posición: la radical Stella Olalla y el peronista Edgardo Kueider. Justo en la Cámara donde la pulseada está más discutida y podría repetirse lo ocurrido en 2018, cuando el proyecto de legalización fue rechazado.

No obstante, en el documento que se leyó en la explanada de Casa de Gobierno se nombró uno por uno a los 12 representantes entrerrianos en el Congreso de la Nación (9 diputados y 3 senadores) que son los que tienen que votar el proyecto enviado por el presidente Alberto Fernández. Les reclamaron que “representen el sentir de todo el pueblo entrerriano, que hoy salió a manifestarse en 58 ciudades. Es falso que el aborto soluciona algo”.

“Están para cumplir la voluntad del soberano”, les señalaron. “No queremos sangre de inocentes derramada en el suelo argentino”, plantearon. “Prometíamos que si había aborto, salíamos todos y acá estamos, movilizados en 58 localidades de la Provincial”, señalaron en el documento que se leyó al término de la marcha.

“Nos mueve y nos convoca una única verdad: en cada aborto muere un niño y no seremos cómplices de ese genocidio. En Argentina nadie sobra: salvemos las dos vidas”, plantearon.

Los 10 legisladores restantes se dividen del siguiente modo: 6 a favor (los diputados radicales Atilio Benedetti, Jorge Lacoste y Gabriela Lena; y los peronistas Blanca Osuna, Carolina Gaillard, Marcelo Casaretto) y 4 en contra (el senador del Pro, Alfredo De Ángeli; los diputados de la misma fuerza, Gustavo Hein y Alicia Fregonese, más la diputada peronista Mayda Cresto).

Álvaro Miquere, el vocero de la Unidad Pro Vida y Red de Familiares Entrerrianas, las organizaciones que convocaron a la marcha, se mostró sorprendido por la respuesta de la gente a pesar de las condiciones climáticas adversas.

Miquere dijo que la marcha “buscó darle un mensaje a nuestros legisladores, especialmente a Edgardo Kueider y Estela Olalla, que son los indecisos “. Y resaltó que “nosotros tenemos el apoyo de la mayoría del pueblo entrerriano y en democracia se entiende que nuestros legisladores tienen que representarlos. Para eso están en sus bancas”.

La marcha tuvo un perfil festivo, de muchos cánticos.”Diputados senadores, no se lo decimos más, Argentina es pro vida, pro vida siempre será”, cantaban. Y denunciaron el “lobby verde”.

Según publica Entre Ríos Ahora, en la versión local de la “marcha federal por las dos vidas”, se vio a los sacerdotes Leandro Bonnin, José María Pincemín y Javier Balcar; al presidente del Consejo de Pastores de Paraná, Rubén Almada; al médico “pro vida” César Pazo.

El Arzobispado de Paraná utilizó su página oficial en Internet para dar detalles de la “marcha federal” de este sábado. “Desde la organización indicaron que “ante la votación de la ley, hay 4 senadores indecisos y 2 son de Entre Ríos, por lo que jugamos un papel fundamental en inclinar la balanza en la aprobación o no de la ley”, indicaron.

Contra el protocolo ILE

El documento que se leyó en la marcha definió que “el aborto siempre y en todos los casos es un delito. No existe el derecho a matar y por más que quieran confundir con el discurso perverso de que existen causales que dan ´derecho a matar´, no vamos a dejar de manifestarnos y salir a defender la vida siempre y en todos los casos”.

De paso, reclamaron “la inmediata eliminación de los protocolos ILE (interrupción legal del embarazo) en nuestra provincia y en todo el territorio argentino. Matar no es un derecho, por lo que no es necesario ni legal reglamentarlo”.

“Defendemos la vida del niño por nacer y de las mamás que los llevan en sus vientres. No queremos mil días de dádivas del Estado. Queremos políticas públicas que tiendan a eliminar la pobreza y no la vida”, señala el documento.

Y apuntó: “Señores legisladores, nosotros el pueblo argentino somos quienes le hemos dado el deber de representarnos. No están en esos lugares que ocupan para negociar sus votos ni para expresar sus creencias o convicciones. Están allí para cumplir la voluntad del soberano, de este pueblo que les dice que la vida no se negocia. No queremos sangre inocente derramada en nuestro suelo argentino”. (Pagina Política)

Dejá tu comentario