País | coronavirus | Covid-19 | Santiago Cafiero | turismo

La Nación autorizó la experiencia piloto de reapertura turística en Bariloche

La experiencia no solo servirá para establecer un protocolo definitivo para esta actividad en Bariloche, sino que será una guía para amplificar el plan a otras localidades argentinas con miras al verano y a la reanudación de los vuelos.

El Gobierno nacional autorizó la experiencia piloto para la reapertura del turismo en Bariloche, en medio de la pandemia de coronavirus.

La solicitud había sido elevada el 22 de septiembre por la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, y por el intendente de San Carlos de Bariloche, Gustavo Genusso. La aprobación llegó este miércoles, a través de una decisión administrativa de Santiago Cafiero publicada en el Boletín Oficial.

La actividad turística se encuentra prohibida en las zonas bajo aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Sin embargo, la medida de la Jefatura de Gabinete exceptuó a la tradicional localidad rionegrina para que pueda llevar a cabo la reapertura de ese sector, "en carácter de "prueba piloto"", como remarca el texto oficial.

La experiencia no solo servirá para establecer un protocolo definitivo para esta actividad en Bariloche, sino que será una guía para amplificar el plan a otras localidades argentinas con miras al verano y a la reanudación de los vuelos.

PRUEBA PILOTO TURISMO EN BARILOCHE by Elonce on Scribd

El ministro Matías Lammens trabajó junto con las autoridades rionegrinas para establecer un protocolo con el objetivo de una vuelta de la actividad "gradual, controlada y bajo protocolos sanitarios".

En una carta enviada a Santiago Cafiero, el ministro de Turismo y Deporte recordó que este rubro "es uno de los principales pilares económicos de la Provincia de Río Negro y de la ciudad de San Carlos de Bariloche en particular".

Lammens mencionó como "puntos más destacados" del protocolo "la fijación de un cupo de admisión de turistas y de duración máxima de la estadía, los requisitos de ingreso a la localidad, las herramientas de seguimiento de los visitantes y los métodos de evaluación de las medidas implementadas".

El Plan de Apertura Gradual del Turismo propone recibir a 1.000 residentes rionegrinos por un período máximo de una semana, que lleguen en vehículos particulares, que cuenten con un permiso extendido por el Municipio y que no se podrán alojar en viviendas de particulares y tampoco en casas de familiares que estén habitadas.

Los visitantes deberán cumplir las normas preventivas, los horarios y las habilitaciones que rigen para los residentes locales, tanto para la vida cotidiana como para las actividades recreativas y deportivas al aire libre.

Los turistas que comiencen a llegar a Bariloche no deberán aislarse ni antes ni después de la visita, salvo en caso de presentar síntomas o ser contacto estrecho de algún paciente diagnosticado con Covid-19.

Además, las autoridades adelantaron que los visitantes deberán tramitar un seguro contra el coronavirus.

Tras la autorización de la Jefatura de Gabinete, las autoridades provinciales deberán dictar las normas que reglamenten esta prueba piloto. Gustavo Genusso, intendente de Bariloche, ya le pidió a la gobernadora Carreras que agilice la puesta en práctica de esta iniciativa.

"Manifestamos a la gobernadora Arabela Carreras nuestra intención de comenzar con la prueba piloto la semana próxima, aunque la respuesta depende de la evolución de la situación sanitaria", dijo Genusso.

El jefe municipal recordó que el sector perdió "más de 10 mil millones de pesos por la pandemia del coronavirus".

Dejá tu comentario