Actualidad |

La NASA advierte que un asteroide podría impactar contra la Tierra en 2020

El bólido se desplaza por el espacio a más de 34 mil km/h. La roca forma parte de los llamados Objetos Cercanos a la Tierra, los cuales se encuentran a menos 1.3 unidades astronómicas de nuestra estrella madre.

El asteroide 2018 VP1fue descubierto el 3 de noviembre de 2018 y, desde entonces, la NASA lo sigue de cerca. Se trata de un bólido que gira alrededor del Sol a una impresionante velocidad de 34 mil km/h y que, según los cálculos de la agencia espacial norteamericana, podría impactar contra la Tierra el 2 de noviembre de 2020.

De acuerdo con los especialistas de la NASA, el objeto se encuentra atrapado en lo que se conoce como Sistema Solar Interno. Al respecto, explicaron: "Algunos asteroides y cometas siguen caminos orbitales que los llevan mucho más cerca del Sol y, por lo tanto, de la Tierra. Este es el caso 2018 VP1".

Según el organismo, la roca forma parte de los llamados Objetos Cercanos a la Tierra, los cuales se encuentran a menos 1.3 unidades astronómicas de nuestra estrella madre. Y, dentro de este grupo, integra un puñado de bólidos clasificados como "potencialmente peligrosos", ya que tienen posibilidades de impactar contra nuestro planeta en el futuro.

De acuerdo con los cálculos de la agencia, el asteroide podría chocar contra la Tierra el 2 de noviembre de 2020 y en la misma fecha en 2025. De ocurrir, lo haría a una impresionante velocidad 34.307 km/h, la cual podría ascender hasta los 52.000 km/h al ingresar a la atmósfera.

Embed

En tanto, estimaron el peso del bólido en unos 16.000 kilos, y una fuerza de impacto aproximada de 0.00042 megatones. Sin embargo, su tamaño es pequeño, ya que tiene un diámetro de solo 2 metros.

Cuáles son las posibilidades de impacto

Sobre este punto, los astrónomos afirmaron que la probabilidad de que 2018 VP1 choque contra la Tierra el 2 de noviembre de 2020 es relativamente baja: una en 240. En tanto, sostuvieron que cuando se acerque esa misma fecha en 2025, serán realmente ínfimas: una en 3.4 millones.

Además, informaron que, de suceder, el impacto no causaría daños considerables al planeta ya que, debido a la velocidad, la composición y el tamaño del asteroide, éste probablemente se desintegraría por completo al ingresar a la atmósfera.

Dejá tu comentario