Mundo | coronavirus | Covid-19

La particular medida de Francia para intentar frenar los contagios

El primer ministro anunció que beber alcohol en los parques, jardines o en cualquier otro espacio público estará prohibido, dentro de las nuevas restricciones para frenar el aumento de los casos de Covid-19.

El primer ministro francés, Jean Castex, defendió este jueves planes del Gobierno de cerrar escuelas por tres semanas por el avance del coronavirus y anunció que el paquete de restricciones también incluirá la prohibición de beber alcohol en la vía pública.

Castex encabezó un debate parlamentario sobre las nuevas medidas contra el coronavirus anunciadas el miércoles por el presidente Emmanuel Macron, que deben ser votadas este jueves por la Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento de Francia.

Castex dijo a los diputados que el Gobierno ha actuado "con consistencia y pragmatismo" al decidir este nuevo paquete de restricciones que, según declaró Macron, también incluirá la cancelación de todos los vuelos de cabotaje durante un mes. Los partidos de la oposición dijeron que boicotearán la votación.

Ante la Asamblea, Castex anunció que beber alcohol en los parques, jardines o en cualquier otro espacio público estará prohibido en Francia, dentro de las nuevas restricciones para frenar el aumento de los casos de Covid-19.

El jefe de Gobierno explicó que las autoridades van a dispersar a los grupos de más de seis personas que se formen en los jardines, los parques o en el caso de París, en las orillas del Sena, según informó la agencia de noticias francesa AFP.

Castex condenó "sin contemplaciones" además a todos aquellos que no respetan las reglas sanitarias, después de ver imágenes de fiestas o reuniones multitudinarias en ciudades como París o Lyon. El ambiente entre los diputados era tenso y la oposición no escatimó sus críticas a las medidas anunciadas por el Gobierno.

Macron dijo el miércoles que es necesario adoptar las nuevas restricciones porque el avance del coronavirus amenaza con saturar los hospitales y está provocando un número preocupante de contagios y decesos.

El país se acerca a los 100.000 muertos por coronavirus y el número de contagios diarios en estos días supera los 50.000. Según el ministro de Salud, Olivier Véran, el pico de esta ola de contagios llegará "en siete o diez días".

Debido a esta urgencia sanitaria, las escuelas, incluidas las guarderías infantiles, cerrarán la próxima semana durante tres semanas. Durante la primera, los alumnos podrán recibir clases a distancia y las otras dos serán de vacaciones.

El confinamiento en vigor en una parte del país, que prohíbe desplazamientos más allá de 10 kilómetros desde el domicilio y exige el cierre de comercios no esenciales, se ampliará ahora a todo el territorio nacional, y se mantendrá el toque de queda nacional a las 7.

Estas medidas son "necesarias para permitirnos atravesar este obstáculo, esperemos que sea el último, ante la perspectiva de una vacunación masiva y un retorno a la vida normal", argumentó Castex.

Dejá tu comentario