Policiales |

La policía desarmó un taller clandestino de reparación y recarga de armas

El procedimiento ordenado por el juez Podestá fue realizado en Belgrano al 600. Se llevaron siete armas de fuego que no tenían documentación y toda la maquinaria requisada que se utilizaba para la recarga de cartuchos y balas de manera ilegal.

Pasado el mediodía del martes, personal de la Comisaria Tercera ejecutó una orden de allanamiento y requisa domiciliaria ordenada por el Juzgado de Garantías Nº 1, a cargo de Tobías Podesta y solicitada por la fiscal Martina Cedres, en el marco de una causa que se instruye en sede judicial por supuestas estafas.

El operativo fue en calle Belgrano al 600, aproximadamente, donde en relación al hecho que se investiga se logró el secuestro de telefonía celular, notebook, unidades de almacenamiento digital, documentación bancaria.

Durante el desenlace del procedimiento, los funcionarios a cargo del mismo debieron solicitar a las autoridades judiciales una ampliación de la medida debido al hallazgo de un taller de reparación de armas de fuego y recarga de municiones, cuyas condiciones edilicias y de seguridad no eran acorde a lo establecido por la legislación vigente.

De esta manera, se procedió al secuestro de siete armas largas, de distintos calibres, carentes en ese momento de la documentación registral. La policía también se llevó tres máquinas prensadoras para recarga de cartuchos, silenciadores, más de 1,500 kgs de pólvora, 17 kg de ojivas metálicas de varios calibres, cajas de cartuchos de gruesos calibres, cajas con fulminantes, etc.

Esto ameritó el inicio de una investigación paralela, por encuadrarse ante una posible violación a lo estatuido en la Ley Nacional de Armas y Explosivos.

Dejá tu comentario