Policiales | Entre Ríos | Policía de Entre Ríos

La Policía sostuvo que los ataques a silobolsas no tienen un móvil ideológico

En Entre Ríos se produjeron siete hechos de vandalismo rurales, y al respecto la mayor autoridad policial de la provincia afirmó que "ninguno arrojó datos de que tengan que ver con acciones ideológicas, sino que el común denominador son diferencias personales o hechos aislados".

La Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, que preside la diputada de PRO, Ayelén Acosta, analizó este jueves los ataques a silobolsas que se registraron en Entre Ríos. Fueron convocados al encuentro el jefe de la Policía de Entre Ríos, Comisario General Gustavo Maslein, y el director de Prevención de Delitos Rurales, Comisario General Mario Zárate.

Maslein hizo un detallado relevamiento de las acciones llevadas a cabo en las diferentes localidades entrerrianas ante las denuncias recibidas por hechos vandálicos y aseguró: “Hicimos procedimientos que quedaron a disposición de las distintas fiscalías y elaboramos un protocolo de trabajo en conjunto con distintas autoridades para la prevención de los mismos”.

Además aclaró que en la provincia se registran once mil silobolsas y que solo se han contabilizado siete casos de hechos delictivos: “Ninguno de ellos arrojó datos de que tengan que ver con acciones ideológicas, sino que el común denominador son diferencias personales o hechos aislados”.

En el encuentro además se abordó el proyecto de resolución, autoría del diputado Eduardo Solari (UCR) que solicita al Poder Ejecutivo que arbitre los medios necesarios para intensificar las tareas de control y monitoreo en zonas rurales de la provincia, por intermedio de la Policía de Entre Ríos, luego de los hechos vandálicos sufridos contra distintas propiedades agropecuarias.

La reunión de Comisión que presidió Ayelén Acosta contó además con la presencia de la diputada Sara Foletto y los diputados Uriel Brupbacher, Juan Pablo Cosso, José Cáceres, Diego Lara, Julián Maneiro, Juan Navarro, Leonardo Silva, Esteban Vitor y Gustavo Zavallo.

Dejá tu comentario