Policiales | Abuso sexual

La querella pidió 9 años para Lucas Carrasco, el entrerriano que estuvo en 678 y Duro de Domar

El querellante Matías Busso representa a Sofía Otero, la primera mujer que denunció penalmente a Carrasco por abuso sexual con acceso carnal. El ex bloguero kirchnerista aseguró que no cometió delitos y que las relaciones fueron consentidas

Comenzó este miércoles el juicio a Lucas Carrasco por abuso sexual con acceso carnal. Ante la jueza Ana Dieta Herrero del Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Capital Federal, el imputado negó haber cometido los dos hechos por los cuales se lo acusa, contó la periodista Lucía Cholakian Herrera a Análisis.

El ex bloguero K es asistido por el abogado Guillermo Vartorelli, conocido defensor de funcionarios políticos en Paraná. Se esperaba que Carrasco llegue con los testigos que había ofrecido para el juicio, pero eso no ocurrió.

carrasco.jpg

Al inicio de la jornada se leyeron los requerimientos de elevación a juicio y se comenzó con la declaración de Lucía Otero, la primera denunciante. La chica contó sin ahondar en detalles lo que ocurrió el 21 de febrero de 2013. Ayer se publicó en un medio nacional una extensa entrevista donde la chica se explayó sobre lo sucedido. Hoy, a Sofía la acompaña su familia y amigos.

También declaró la otra denunciante, sobre el abuso que sufrió en febrero de 2015. Ella prefiere mantener su identidad en reserva.

Embed

La audiencia tuvo un cuarto intermedio al mediodía. Tras la reanudación, se espera el testimonio de tres personas, entre quienes se cuenta a profesionales que asistieron a Sofía Otero.

El juicio concluirá con los alegatos de parte y una nueva instancia de indagatoria para Carrasco.

“Sé que no soy la persona más amable del mundo, pero no soy un violador”, dijo Carrasco este miércoles, según Infobae. Y agregó: “La mera cuestión de la palabra es vergonzosa, siento mucha vergüenza, puedo haber destratado a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometí un delito”.

carrascobasura.jpg

“Estuve con muchas mujeres hasta fines del año 2014. Esto es para aclarar que antes y posterior a estas denuncias, he tenido muchas novias y jamás fui denunciado por pegarle a una mujer, yo no soy así, jamás le pegaría a una mujer”, señaló ante la Justicia en agosto de 2017.

En el requerimiento de elevación a juicio, al que accedió Análisis, se lee que Sofía Otero se encontró con Carrasco en un bar en febrero de 2013 y luego fueron a su departamento de barrio Palermo, Buenos Aires. Allí la ultrajó una y otra vez. La chica salió de ese departamento cuando llegó la hermana de Carrasco. A su denuncia la refrendaron dos amigos, además de las pericias psicológicas y psiquiátricas.

Embed

La segunda situación denunciada fue dos años después, en febrero de 2015. Otra joven contó que fue al departamento que habitaba Carrasco en Capital Federal. Adentro de su dormitorio la obligó a realizar determinadas prácticas sin su consentimiento. Ella se lo sacó de encima haciéndolo enojar con un comentario.

Dejá tu comentario