Ciudad |

La reelección de Martín Piaggio y el futuro de la ciudad

Con más del 65% de los votos, el intendente Martín Piaggio logró ampliar, en casi 15 puntos, lo hecho en las PASO y no sólo aseguró su segundo mandato, también una mayoría abrumadora en el Concejo Deliberante, donde 9 de los 13 legisladores eran oficialistas. Javier Melchiori, de Cambiemos, sumó el 25,77% y el vecinalista Domingo Carrazza, el 9,10%.

“Esto recién empieza, hay proyecto para rato”, expresó el Intendente. Los resultados del 14 de abril dejaron prácticamente resuelta la elección. La diferencia de más de 30 puntos entre el intendente Martín Piaggio (Frente Justicialista Creer Entre Ríos) y el segundo, Javier Melchiori (Cambiemos), destrozó cualquier tipo de ilusión opositora. Por lo que las especulaciones, lógicamente, viraron hacia la conformación del Concejo Deliberante. Pero ni el candidato del frente Cambiemos ni el representante del vecinalismo lograron ensanchar la cantidad de votos cosechados en las primarias, mientras que el oficialismo superó su propio record y sumó más de 13 puntos que hace poco menos de dos meses.

Martín Piaggio se impuso por más del 65% en las generales del 9 de junio, una cifra histórica que lo transformó en el intendente más votado de la ciudad, superando ampliamente los 51,46% de las PASO. En tanto, Melchiori mejoró los pobres 20 puntos de abril, llegando a sobrepasar por algunas centésimas el 25, mientras que Carrazza sumó poco más del 9%. Lo que tendrá como resultado un Concejo Deliberante con amplísima mayoría del Partido Justicialista (PJ): 9 de los 13 legisladores serán oficialistas a partir del próximo 10 de diciembre; tres, de Cambiemos, y uno del vecinalismo. “Hay proyecto para rato” Pasadas las 20.15 del domingo 9 de junio, junto a la vice intendente electa, Lorena Arrozogaray, el vice actual y senador departamental electo, Jorge Maradey, y el secretario de Desarrollo Social y Salud, Martín Roberto Piaggio, el Intendente encabezó una conferencia de prensa dentro del PJ. Luego, al igual que el 14 de abril, dedicó un encendido discurso frente a su militancia, en el escenario montado en medio de la calle Perón para la ocasión.

“Somos un equipo que se levanta todas las mañanas para gobernar la ciudad, para transformar la vida de nuestros vecinos”, expresó Piaggio, y remarcó la “enorme responsabilidad”, transferida por la ciudadanía de Gualeguaychú “para seguir soñando con la ciudad que queremos, movidos, en el fondo, por el mejor sentimiento, que es el sentimiento de amor que tenemos para todos ustedes y para toda la gente”.

El discurso del intendente reelecto tuvo ciertos conceptos recurrentes. Piaggio habló del papel de los vecinos y del rol de la política como herramienta transformadora de realidades. Dos tópicos a los que el Jefe comunal hace referencia con frecuencia. Pero también habló varias veces del “colectivo social y político” que encabeza, y del “proyecto revolucionario”.

“Ni en el peor momento hay que dejar de ser buena gente. La política tiene una ética y se puede transformar por la buena senda, no por la maldad, no por la codicia o la ambición, se puede transformar una sociedad laburando todos los días”, remarcó. Al tiempo que dedicó un párrafo especial a Jorge Maradey y Mariana Farfán, senador y diputada provincial electos. “Son nuestros faros, van a ser nuestro pequeño gran orgullo gualeguaychuense”, elogió, y exclamó: “¡Son nuestros, son nuestros, carajo, no se los pedimos a nadie!”.

Antes del cierre, Piaggio destacó la figura de Lorena Arrozogaray, la de Martín Roberto Piaggio y la de todos los espacios políticos que conforman el oficialismo. Y, más allá de que su discurso fue espontáneo, la última frese no fue cualquiera, ni al azar. La señal fue clara, y si bien el Intendente hizo eje en Gualeguaychú, el eco de sus palabras traspasa los límites de la ciudad. “¡Hay proyecto para rato, recién comienza el desafío, creemos en la política, vamos a seguir transformando revolucionariamente nuestra ciudad, porque creemos en el amor, porque creemos en los demás, gracias pueblo de Gualeguaychú, gracias militantes, a seguir luchando por todo lo que queda!”, cerró, eufórico, una de las noches de gloria que su corto recorrido político le ha dado al intendente Piaggio.

Alberto Fernández dejó casi afuera de competencia a Mauricio Macri en las PASO

El candidato a presidente del Frente de Todos está a un paso, si los números se ratifican el 27 de octubre, de ser el próximo presidente de los argentinos. Con el 47% de los votos, sobre el 32% de Juntos por el Cambio, el PJ ganó todas las provincias, a excepción de Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires. En un discurso exultante, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, celebró la victoria el domingo pasado. "Argentina dio un veredicto claro, que dice cambiemos en el mejor sentido. Se dio cuenta que el cambio éramos nosotros y no ellos", lanzó Fernández, y aseguró que "hoy los argentinos empezamos a construir otra historia".

"Gracias Argentina, muchas gracias de corazón. Argentina necesitaba terminar con este tiempo y construir otra historia, y estoy seguro de que hoy los argentinos lo empezamos a hacer", sentenció el dirigente porteño, quien pidió terminar con la grieta.

“Este es un mensaje que decía que nos interesa la educación pública y que queremos seguir sembrando universidades en el país. Un mensaje que decía que las PyMEs que invierten y dan trabajo deben ser atendidas y cuidadas desde el Estado. Un mensaje que decía que nunca creímos que la forma de progresar era sacar derechos a los que trabajan. Un mensaje que decía que nuestros abuelos tienen derecho a tener salud e ingresos como corresponde", agregó.

Dejá tu comentario