Política | Alberto Fernández | coronavirus

La respuesta de Alberto Fernández tras las críticas por el abrazo con Gildo Insfrán en Formosa

El Presidente reconoció que durante su visita a Formosa no siguió todos los protocolos recomendados para evitar contagios de coronavirus y aseguró que él también puede cometer errores. Sus críticas a los anticuarentena y los elogios a Hugo Moyano

El presidente Alberto Fernández reconoció este martes que durante su visita a la provincia de Formosa “debería haber sido más cuidadoso” de respetar los protocolos sanitarios para evitar contagios de coronavirus y brindar así un mejor ejemplo a la ciudadanía.

El mea culpa llegó días después de que una foto se viralizara y causara revuelo en las redes sociales. El viernes de la semana pasada el mandatario brindó una conferencia junto al gobernador Gildo Insfrán en la que se sentaron a menos de un metro de distancia y sin barbijo. Incluso llegaron a abrazarse y saludarse con un beso.

“Con Gildo deberíamos haber sido más cuidadosos”, admitió Fernández durante una entrevista para el programa de Matías Martin, en radio Metro. Sin embargo, explicó que suele respetar las medidas sanitarias y solo se saca el barbijo “para hablar públicamente”.

Aunque luego agregó otra excepción: “Muchas veces cuando me piden una foto me bajo el barbijo, me suena muy antipático no hacerlo”. “Si yo le pidiera una foto a Bob Dylan no me gustaría que salga con la mitad de la cara tapada”, agregó en broma.

No obstante, señaló que como cualquier otra persona él también se equivoca y remarcó que eso no invalida las recomendaciones que hace el gobierno nacional.

2.jpg
La llegada de Alberto Fernández y Fabiola Yáñez a Formosa y el saludo de codo con Gildo Insfran. Todos usando barbijo y tapabocas
La llegada de Alberto Fernández y Fabiola Yáñez a Formosa y el saludo de codo con Gildo Insfran. Todos usando barbijo y tapabocas

Al igual que viene haciendo en sus frecuentes apariciones públicas, Alberto Fernández defendió la cuarentena y destacó que la mayor parte del país “está evolucionando bien”. “El problema es que nosotros tenemos una mirada muy porteña”, dijo en relación la difícil situación en el AMBA.

En ese sentido, les recomendó a los críticos del aislamiento que “vean lo que está pasando en Necochea, donde convirtieron un baby shower en un foco de contagio” en una ciudad que “parecía que estaba libre de riesgo”.

“Se habla con irresponsabilidad. ¿Sienten que con 60 días alcanza? Vayan y pregunten en Necochea si 60 días alcanza”, desafió.

Finalmente, sobre el cierre de la entrevista le preguntaron si haber elogiado al sindicalista Hugo Moyano también había sido un error. El Presidente comenzó por aclarar que le da mucho valor a la palabra y que cuando dice algo es porque lo piensa.

Entonces recordó que cuando llegó al gobierno en 2003 como jefe de Gabinete de Néstor Kirchner “alguien que ayudó mucho a salir de la crisis fue Hugo Moyano”. Y agregó: “Yo sería muy ingrato si no lo dijera”.

Además, recordó una anécdota de aquellos años. Según dijo, una vez le tocó reemplazar al ministro de Trabajo Carlos Tomada durante una negociación paritaria de los camioneros. “Nunca vi a un sindicalista exigirle tanto a un empresario. Pero ese es el rol del sindicalismo”, dijo Fernández, que también reconoció que se trata de un “hombre polémico”.

Dejá tu comentario