Ciudad |

La Sociedad Rural renunció al Consejo de Administración del Instituto Agrotécnico

La entidad que agrupa a los productores rurales del departamento dejó de formar parte del consejo de administración que rige los destinos del establecimiento educativo. Sergio Dalcol, vicepresidente de la entidad, detalló los motivos de la decisión.

El dirigente, consultado por ElDía, recordó que la Rural en su momento fue co-fundadora, e integrante de la iniciativa que terminó conformando el Instituto Agrotécnico y la cooperativa que la regentea. Luego se conformó la Comisión Directiva de la cooperativa que es la que ha venido manejando los destinos del establecimiento educativo.

Dalcol indicó que desde “hace cuatro años a esta parte, el Agro comenzó a tener una serie de problemas y dificultades muy marcados. Uno de ellos el campo, 305 hectáreas, de Las Piedras, además de una serie de inconvenientes de índole administrativas y educativas, razón por la cual la SRG fue convocada por consejeros de la cooperativa, para en cierto modo tratar de acompañar, apoyar la gestión aportando ideas y conocimientos para encarrilar la situación”.

Es así que “se mandó un miembro de la comisión que en su momento fue presidente de la Rural, una persona con mucha experiencia, que durante su paso en el Instituto fue prácticamente ignorado”. Este dirigente ruralista pudo apreciar- en ese tiempo- “un manejo discrecional”.

Dalcol expresó que a inicios del 2018, “nuevamente fuimos requeridos para acompañar la gestión, debido a que la situación se agravaba cada vez más, y no se vislumbraba principio de solución alguna”. A diferencia de la primera convocatoria, en esta ocasión “fueron tres personas las que nos acercamos al consejo”. Contó que “junto a gente de Federación Agraria que había tomado la posta con el ingeniero Eduardo Petti, que ejercía la presidencia de la Cooperativa, realizamos una serie de gestiones que resultaron desoídas o ninguneadas por parte de una conducción que lleva muchos años y que parece no estar dispuestas a realizar nada de lo que se le sugiere”.

Dijo que le llamó la atención que “se haya convocado a mucha gente a participar, personas que nunca fueron escuchadas, gente que fue invitada y luego no se la dejó participar”. “Parece que lo único que necesitan en el Agro son ‘levantamanos’ o gente que no emita palabra alguna, contar con el número necesario de personas para darle seriedad y legalidad institucional, imponiendo criterios absolutistas con una rotunda negativa a la posibilidad de entablar un diálogo constructivo”, opinó Dalcol, y aclaró: “La idea de la Rural no es la de imponer nada, pero tampoco que nos llamen para calentar sillas”.

También destacó la preocupación de la Sociedad Rural en “la falta de educación de los alumnos en temas específicos relacionados a la producción”, en un establecimiento que contaba con el apoyo para el desarrollo agropecuario del alumnado.

El pasado 20 de mayo, padres y alumnos realizaron una “sentada” en el ingreso al Instituto por la falta de clases prácticas en el terreno. Sobre este punto, Dalcol señaló que en marzo “habíamos manifestado nuestra intención de retirarnos del Consejo como institución, pero después de la sentada, algunos consejeros nos pidieron un poco de tiempo, que se abriera una instancia de dialogo, y estudiar posibles soluciones a todo esto”.

Estas soluciones estaban direccionadas a cambiar el rumbo del barco como para que el problema que se había manifestado con la sentada de los chicos, que remarcaron la falta de una educación agropecuaria, se escuchara y solucionara. “Lamentablemente nada de esto sucedió e inclusive se nos acusó de querer desestabilizar el establecimiento, algo absurdo y falso”, expresó.

La Rural “no quiere que nadie se vaya, simplemente que escuchen y nos tengan en cuenta”. Finalmente se decidió que la Sociedad Rural se retire “por no estar de acuerdo en decisiones que no son las correctas”. A la vez de “advertir que la educación y el futuro de centenares de chicos está en juego”.

Dejá tu comentario