Ciudad | creciente

La tragedia y la solidaridad: "Después del fuego nos quedamos con lo puesto"

Una de las damnificadas por el voraz incendio que consumió cuatro viviendas precarias en Calle Patico Daneri, entre Franco y Clavarino, indicó que perdió las pocas pertenencias que tenía en su casa. Junto a su hermana y otros vecinos que quedaron literalmente en la calle, agradeció los gestos de solidaridad de la comunidad de Gualeguaychú.

En poco más de 10 minutos, las llamas consumieron las cuatro viviendas, dos de las cuales compartían un mismo terreno. Fue el sábado a la noche, alrededor de las 23.

El propietario de una de las casas incendiadas comentó que “normalmente nos acostamos a las diez de la noche en invierno, y antes cuando la noche viene muy fría, debido a que la única manera de combatir las bajas temperaturas es meternos en la cama temprano”. Pero como jugaba Boca, decidió “esperar el partido”. Creo que “Boca nos salvó la vida en parte, porque de no haberme quedado a ver el partido, la historia pudo haber tenido otro final”.

Recordó que pudo sacar a sus “chicos, pero una de las nenas, volvió a la cama”, y tuvo que “regresar a rescatarla y dejarla en brazos de una vecina”.

Solidaridad

Los 13 damnificados por el incendio agradecieron los gestos de “solidaridad de vecinos que nos hicieron un lugar en sus hogares, hasta que levantemos nuestras casillas”. Cabe destacar que los afectados por el siniestro también sufrieron la última inundación, llegando el agua a cubrir 40 centímetros de sus viviendas.

A cuatro días del incendio, el olor a humo y a quemado, todavía se siente. El Municipio a través de volquetes, ha retirado parte de lo que se incendió pero todavía quedan montículos en los que se aprecian restos de colchones, camas, zapatillas y ropas.

El pedido de familias que no tienen trabajo, pasa por camas, sábanas, mantas, ropa fundamentalmente para los más pequeños, niños de entre 10 años y 7 meses, cocinas, anafe, alguna heladera, lo básico para una casa.

Uno de los perjudicados por el incendio apeló a la solidaridad solicitando a las personas que “tengan ropa vieja, elementos que no usen y lo tengan en un galpón o en alguna piecita, para nosotros es oro en polvo. Todo nos será de utilidad. Y si bien estamos acostumbrados a las adversidades; al clima que nos pone a prueba como en la última creciente, el incendio nos dejó con lo que teníamos puesto, el resto se perdió todo”.

Cabe destacar que lejos de bajar la cabeza, luego de limpiar el lugar, los vecinos pusieron manos a la obra. Algunos amigos nos alcanzaron “madera costanera y pallet que utilizamos como material principal para levantar las casas. Luego les colocamos cartones y algunos aislantes para atenuar las bajas temperaturas”.

Por último indicaron que “aquellos que deseen acercarnos donaciones, nos pueden encontrar en Patico Daneri, entre Franco y Clavarino, trabajando en la construcción de nuevas casas”.

Dejá tu comentario