Provincia |

Las lluvias trajeron alivio y el fuego en el Delta entró en una etapa "controlada"

Las lluvias de los últimos días lograron aplacar los incendios en el Delta, que hoy no están a la vista. A partir de este jueves comenzarán a mejorar las condiciones climáticas y los brigadistas iniciarán una tarea de reconocimiento para monitorear la situación.

Según el Servicio Nacional del Manejo del Fuego, se entró en etapa de “guardia de cenizas”, lo que significa que “estamos en un estado de control” del fuego, explicó el director de Defensa Civil, Lautaro López.

El funcionario admitió que las precipitaciones de los últimos días “fueron bastante beneficiosas en toda la provincia”, pero principalmente en la zona del Delta, más afectada por los incendios. En Victoria, hubo un acumulado de 40 milímetros, lo que aplacó los incendios.

Según el último reporte del Servicio Nacional del Manejo del Fuego el Delta entrerriano entró en estado de “guardia de cenizas” que “tiene que ver con una etapa de control”, precisó López y explicó que “la mayoría de los fuegos en la zona, por el material que compone el suelo, siguen prendidos subterráneamente”, por eso, pese a que no se ven en la superficie, no se puede hablar aún de extinción. El funcionario destacó además que la ausencia de viento “también ayuda”.

Debido a las condiciones climáticas “el operativo está suspendido en este momento, hay personal que se ha replegado, han quedado alrededor de 40 brigadistas en la zona, dos aviones hidrantes, un helicóptero, hay recursos a disposición por si surge algún fuego”, describió López.

En principio, “hasta el domingo continuará el personal en la zona para controlar la situación”. Una vez que mejoren las condiciones, se iniciará “la tarea de reconocimiento para monitorear la situación”, agregó. (APF)

Dejá tu comentario