Política | campo | Entre Ríos

Los hermanos Etchevehere esperaron la resolución judicial junto a Bullrich

"La familia Etchevehere es víctima de una usurpación, y sin derecho a la propiedad, no hay nada que funcione", sentenció la ex ministra nacional de Seguridad al hacerse presente en la estancia Casa Nueva.

La jueza del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Entre Ríos, Dra. María Castagno, resolvió hoy el pedido de desalojo de las tierras donde se ubica el establecimiento Casa Nueva que solicitaron los hermanos Etchevehere. Mientras, en los campos ubicados en la zona rural de Santa Elena, los demandantes contaron con la compañía y el apoyo de la ex ministra nacional de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Como presidenta del PRO estoy acá para acompañar a la familia Etchevehere, que es una familia víctima de una usurpación y para plantear el hecho de que los gobiernos nacional y provincial, junto a la Justicia, deben garantizar el derecho constitucional que es absolutamente fundamental para que el país funcione, progrese y trabaje", aseguró a Elonce TV la ex funcionaria nacional.

"La familia Etchevehere es víctima de una usurpación, y sin derecho a la propiedad, no hay nada que funcione", sentenció al apuntar a "la usurpación de un grupo político ligado al gobierno, como lo es el de Grabois, con funcionarios durmiendo acá dentro como el caso de Gismondi". "Y que una funcionaria del ministerio de Justicia de la Nación se meta en una usurpación es el mundo del revés", agregó.

"Que una persona entre con 100 personas a una propiedad privada es una usurpación", indicó la ex funcionaria macrista y señaló que la ocupación de los campos, "es un delito de carácter penal". "Frente a un derecho constitucional, lo único que cabe es que el campo se libere", agregó.Al encomendar que "los temas que tenga que discutir la familia, de manera civilizada, en Tribunales", exigió que "el Presidente debe decir de qué lado está".

"El debate es con la Constitución en la mano, sin eso es muy difícil porque todo se hace relativo y la ley deja de existir. No podemos entrar en un estado de salvajinos", reprochó y refirió que "el país está muy desmembrado, con problemas económicos, con cuatro millones de personas quedaron sin trabajo, una enorme cantidad de negocios y empresas cerrados".

Dejá tu comentario