Me-Gusta-960x120-CARO
Provincia | Alberto Fernández | Bordet

Los saludos de Bordet y Fernández por el día del trabajador: "juntos podemos crecer"

El Presidente y el Gobernador de Entre Ríos saludaron a los trabajadores en su día.

"Feliz día a los trabajadores y trabajadoras que ponen su mayor esfuerzo para avanzar codo a codo, enfrentar los desafíos y seguir adelante", saludó Gustavo Bordet a través de sus redes sociales en este 1 de mayo.

El mandatario añadió que "hoy, más que nunca, sabemos que juntos podemos crecer".

Además, el gobernador acompañó estas palabras con un video.

Embed

Por su parte, el presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que "el trabajo claramente mueve a las sociedades y dignifica" a las personas.

En un mensaje audiovisual grabado que publicó el Ministerio de Trabajo en su cuenta de Twitter, el Presidente consideró que "el 1 de mayo es para todos los argentinos un día muy importante. Es el día en el que reconocemos a los trabajadores".

"Los trabajadores y trabajadoras mueven diariamente en Argentina el funcionamiento de empresas, de fábricas", dijo Fernández, y resaltó la tarea de "maestras y maestros, que enseñan y educan; trabajadores de la salud que en este tiempo son tan importantes, enfermeros y enfermeras, terapistas, médicos, médicas".

Embed

Durante el mensaje de un poco más de un minuto, el jefe de Estado aseveró que "el trabajo claramente mueve a las sociedades; y el trabajo, como decimos habitualmente los que abrazamos al peronismo, dignifica".

"Este 1 de mayo es tan singular porque la pandemia nos obliga a tomar distancia y nos impide juntarnos a celebrar el día de los que trabajan", dijo el mandatario y concluyó: "Quiero que ustedes reciban todo mi cariño, todo mi afecto en este 1 de mayo, en el día del trabajador y de la trabajadora".

Por qué se conmemora el día del trabajador

El 1° de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados Mártires de Chicago, grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886. Ese mismo año, la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores, logró que el sector empresarial cediese ante la presión de las huelgas por todo el país.

Entonces, el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la Ingersoll estableciendo ocho horas de trabajo diario. Como los empleadores se negaron a acatarla, los trabajadores de la ciudad industrial de Chicago iniciaron una huelga el 1º de mayo, que comenzó con una manifestación de más de 80.000 trabajadores liderados por Albert Pearsons.

Ese movimiento había sido calificado como "indignante e irrespetuoso", "delirio de lunáticos poco patriotas", y manifestando que era "lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo".

A partir de allí, el conflicto se fue extendiendo a otras ciudades norteamericanas, logrando que más de 400.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas. La magnitud del conflicto causó preocupación al gobierno y al sector empresarial, que creyeron ver en las manifestaciones y huelgas el inicio de una revolución anarquista.

Sin embargo, la fábrica Mc. Cormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo de aquel año la policía disparó contra los manifestantes que, a las puertas de la fábrica, reivindicaban el nuevo acuerdo. Durante los siguientes días murieron más trabajadores, hasta que el día 4 una bomba estalló contra las fuerzas policiales, suceso conocido como "el atentado de Haymarket".

El 21 de junio de 1886 comenzó el juicio a 31 obreros acusados de haber sido los promotores del conflicto. Todos fueron condenados, dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca. La culpabilidad de los condenados nunca fue probada.

Día del Trabajador en la Argentina

El primer acto del Día del Trabajador se realizó en 1890, en el Prado Español de Buenos Aires, y contó con la participación de numerosos movimientos obreros, integrados en su mayoría por inmigrantes alemanes, italianos, españoles y portugueses. Desde entonces se conmemora cada 1º de mayo el Día del trabajador.

Años más tarde, Argentina atravesará por distintas instancias en la reivindicación de los derechos de los trabajadores, tanto de hombres como mujeres, reconociéndose estos para ambos.

A partir de la primera presidencia de Juan Domingo Perón (1946-1952), la conmemoración del Día del Trabajador alcanzaría una notable importancia, organizándose conmemoraciones multitudinarias en todo el país. A raíz de las numerosas reivindicaciones obreras logradas por el peronismo, el 1º de mayo se convirtió en un día emblemático: entre las diversas manifestaciones de entonces se destaca la convocatoria de los obreros en la Plaza de Mayo, quienes llegaban en multitud desde temprano para escuchar el discurso del presidente.

Escribió Felipe Pigna: "En nuestro país cada primero de mayo nuestros trabajadores tomaron las calles desafiando al poder, recordándole que existían y que no se resignarían a ser una parte del engranaje productivo. La lucha logró la reducción de la jornada laboral, las leyes sociales y la dignificación del trabajador. El poder se sintió afectado y en cada contraofensiva cívico-militar como las del 55; 62; 66; 76 y 89 (esta vez a través del voto), pretendieron -y en ocasiones lo lograron-, arrasar con las históricas conquistas del movimiento obrero".

En Argentina el 1° de Mayo es feriado nacional según la Ley 21329 de Feriados Nacionales y Días no Laborables.

Dejá tu comentario