Deportes |

Los U15 de Central ganaron un partido memorable y gritaron campeón

Fue 69-68 con una sensacional remontada, llevados de la mano por un inspirado Matías Leite, que marcó 32 puntos y fue el motor del equipo de Martín Pascal y Gaby Díaz, que festejaron a lo grande un título impresionante.

Emocionante, increíble, de locos. El adjetivo que se quiera colocar, es válido para calificar lo que fue la definición de la Liga Provincial U15 entre Central Entrerriano y Estudiantes de Paraná, que regalaron un partido apasionante que se terminaron llevando los chicos del Rojinegro 69-68 con una estupenda reacción en el cuarto final.

El juego siempre fue parejo, Central se mostró sólido en el primer cuarto, con el goleo de Aguilera y Maruri y buenas defensas para tomar la primera diferencia. Estudiantes también mostró lo suyo, no se impacientó cuando Central hizo mejor las cosas y de a poco fue acomodando las cosas, con Faría sumando en ofensiva, llegando al cierre del primer parcial con Central arriba 18-11.

En comienzo del segundo cuarto mostró mejor plantado a Estudiantes, con Matías Vilanova asumiendo protagonismo y convirtiéndose en el motor de los capitalinos. Central tardó en reaccionar, lo hizo con un bombazo de Matías Leite, que también aportó un par de buenas penetraciones para sostener al frente a los locales. En un trámite parejo y con los dos alternando el control del partido, Central pudo meter un par de buenas defensas para mantenerse al frente y llegar 33-29 al descanso largo.

El segundo tiempo fue parejísimo, Central nunca se puso despegar, pese a contar con algunos buenos momentos de Leite y Maruri en ofensiva. Estudiantes tuvo a Vilanova desequilibrante, bien acompañado por Grass y Ekkel, peleando el partido y manteniendo la paridad. Un triple de Llorens le dio ventaja al CAE 47-44 cuando fueron al último descanso.

Lo mejor de Estudiantes se dio en el comienzo del último cuarto, con una muy buena defensa que generó enormes complicaciones a Central y con Vilanova llevando de la mano al equipo, que también encontró goleo en Grass y Llorens, empezando a despegarse en el tablero.

Central no encontró la manera de romper la defensa, quiso ir hacia adentro pero perdió varios balones y del otro lado, CAE manejó bien la pelota y llegó a tomar la máxima de 12 (63-51) cuando quedaban algo menos de 4 minutos. Ahí apareció el coraje de los gurises de Central, que no se entregaron y fueron a buscar el milagro, recortando diferencias con un par de buenas acciones de Maruri y Rivas rompiendo al canasto y con Leite asumiendo protagonismo.

De a poco la diferencia se achicó, Central se puso a 6 (57-63) con 2.30 por jugar. Dos buenas defensas y dos bombazos letales de Matías Leite igualaron las cosas en un Bértora que explotaba. CAE volvió a despegarse con cinco libres seguidos. Quedaban 29 segundos y Central se la jugó, un libre de Aguilera y un triple de Leite le dieron vida, CAE perdió su ofensiva y cuando no quedaba casi nada, Matías Leite recibió falta, metió los dos libres y desató un destejo increíble, para un triunfo gigante y con todos los condimentos posibles.

Dejá tu comentario