Policiales |

Los últimos meses de la beba asesinada: "Tenía signos de haber estado atada"

La violenta muerte de una niña de apenas dos años de edad, que falleció en el hospital materno infantil San Roque, conmocionó a la capital entrerriana. La causa del deceso, sería la consecuencia de meses de sufrir horrorosas agresiones y pasar hambre. El lapso de seis meses, fue el tiempo que Nahiara quedó a cargo de su padre, Miguel Cristo, antes de morir por una severa desnutrición y tras ser víctima de inimaginables agresiones, durante una convivencia que se convirtió en una tremenda pesadilla y también, en su cruel muerte.
El momento del cambio
"La menor vivió hasta fines de julio del año pasado con sus abuelos paternos y que ellos, eran quienes la llevaban, diariamente, al Centro de Salud de barrio Corrales, cuyo director, puso a disposición la Historia Clínica de la menor", detalló el fiscal Juan Malvasio a Elonce TV y agregó que "en la misma, se da cuenta que la niña, hasta fines de julio del año 2018, contaba con todas las vacunas, que su peso era adecuado y proporcionado en virtud de su edad", afirmó el fiscal. Los seis meses previos a su muerte comenzaron en el momento que la niña fue llevada a vivir con su padre. La situación de Nahiara cambió a partir del mes de agosto de 2018, cuando la niña fue a vivir con el padre, según dijo el fiscal. "Ahí es que ella deja de concurrir al Centro de Salud", sostuvo Malvasio.
El horror en su cuerpito
La niña de dos años que había ingresado al Hospital San Roque de Paraná, el jueves pasado a la tarde en "estado desesperante" y que falleció pasadas las 22, habría estado atada "desde hace mucho tiempo a una cama". Así lo señalaron los investigadores del aberrante hecho, quienes dieron cuenta que la pequeña "tenía los pies marcados" como si hubiese estado sujetada, dijeron la semana pasada, a pocas horas de conocerse el tremendo caso. Asimismo, para describir con la ferocidad con la que era atacada, señalaron que la nena tenía "la boca rota y deformada", mientras que "en las piernas las heridas eran de vieja data". También se observó "el tabique roto y necrosado (son heridas en las que aparece tejido muerto que impide la curación de la herida)". Se supo que Nahiara, fue quemada con cigarrillos, presentaba desnutrición y deshidratación.
La violencia en el cuerpo
La muerte liberó a Nahiara de los seis meses de horror. Eso, es lo que hacen pensar, las lesiones que describe el fiscal que lleva adelante la investigación. "Se ha podido corroborar la violencia que se ejerció sobre ese cuerpito", dijo el fiscal a Elonce. Además, sostuvo que "se pudo acreditar que la niña presentaba marcas de golpes con diferente antigüedad, que la niña fue víctima de quemaduras con líquidos de alta temperatura, que tenía quemaduras que eran propias de apagado de cigarrillos, que tenía desnutrición generalizada y que fallece como consecuencia de una falla multiorgánica", remarcó.
La situación de la Madrastra
El fiscal Juan Malvasio se refirió a la situación de la pareja de Miguel Cristo, el hombre acusado de asesinar a golpes a su hija de dos años de edad. Al respecto, el agente de la Fiscalía, dijo que "se han incorporado elementos a la causa, que realmente, son sorprendentes y que van a ser ofrecidos en la etapa del juicio".
"Ella tenía conocimiento"
"Por el momento, la madrastra no está imputada pero eso no significa que tenga un grado de vinculación con este lamentable hecho, habida cuenta que ella, obviamente, tenía conocimiento de lo que ocurría en el domicilio donde la pobre niña, encontró la muerte", dijo el fiscal. Sobre el avance de las pesquisas, el fiscal agregó que "una vez que analicemos todas las evidencias, vamos a ver qué temperamento adoptamos con respecto a ella (por la pareja del acusado del crimen)", afirmó el doctor Juan Malvasio. Elonce.com

Dejá tu comentario