Deportes |

Lucas Arrate, entre el estudio y el básquet: "el esfuerzo tiene su recompensa"

El joven de 24 años está a tres materias de recibirse de Licenciado en Comercio Internacional y a casi un año de terminar Administración de Empresas. Además es figura en el equipo universitario de básquet y tiene el mejor promedio del área de Deportes de la Uade, donde se encuentra becado.

Por Fabián Miró

Lucas Arrate asomó como una de las grandes promesas del básquet en la ciudad. En el Club Neptunia, su segunda casa, comenzó a picar la “naranja” cuando tenía cinco años bajo la tutela de Carlitos Martínez.

Formó parte de una camada fenomenal, junto a Juan Fumaneri, Bautista Fouce, Juan Eliseo Cerdá, Tomás Leuze, Martín Frávega y varios más, que dieron que hablar en las categorías formativas, ganando títulos provinciales y llegando a instancias decisivas a nivel nacional. Después jugó un par de temporadas en el Torneo Federal defendiendo los colores de Central Entrerriano, mientras estudiaba para despachante de aduanas.

Regresó a Neptunia para jugar la Liga Provincial, pero el 30 de diciembre del 2016, en un amistoso ante San José, se lesionó. “Pensé que era una lesión más. Lamentablemente no fue así. Los estudios arrojaron que había sufrido rotura de ligamento cruzado anterior en la rodilla”, dijo Lucas.

Esa lesión fue el cierre, al menos por ahora, de su carrera en el básquet como jugador profesional. “Ya tenía pensado estudiar, quería sumar mayor conocimiento a los adquiridos como despachante de aduana, razón por la que encaré por el lado del Comercio Internacional radicándome en Buenos Aires. Me comentaron de la beca que tenía la Uade por el lado del deporte, específicamente en el básquet. Hice un par de pruebas con resultados positivos, pero llegó la lesión, razón por la cual no tuve la beca en el primer año de estudio. A fin de año volví a realizar las pruebas y ya en segundo año comencé a contar con las becas”, expresó sobre la particularidad de su presente deportivo en el equipo universitario.

La semana pasada, la revista Noticias publicó en su edición una nota titulada “Treinta Votos de Confianza”, en la cual Lucas es uno de los tres protagonistas. Al respecto dijo que “seleccionaron algunos alumnos que representen a la facultad, uno de ellos (Joaquín Catarineu) en el área de Artes Escénicas, una chica (Naiara Jaschke) que estudia Política y Administración Pública y en mi caso para representar al Área de Deportes por contar con el mejor promedio, que es de 8,50”.

Arrate dijo que haber salido en la revista “me generó una linda satisfacción, no deja de ser un premio al esfuerzo, también la relación que se ha dado con los compañeros, tanto dentro como fuera de la cancha, con los compañeros de equipo y los de facultad”.

Sobre su desarrollo académico, se mostró confiado: “para diciembre de este año voy a terminar la licenciatura, en tanto que la carrera de Administración de Empresas pienso culminarla en el 2021”. Explicó que “se trata de dos carreras paralelas, dado que la Universidad Argentina de la Empresa brinda la posibilidad de un plan conjunto que consiste en hacer dos licenciaturas con algunas materias que tienen en común”.

Se mostró agradecido de “poder concurrir, ahora en forma virtual, a una Facultad con mucho prestigio, con profesores que tienen una marcada experiencia que saben volcar en cada clase. Está todo muy bien organizado, se aprovecha muy bien el tiempo, nadie falta e inclusive podés elegir turno en el que se quiera cursar”.

También comentó que “valoro mucho la beca y está más que claro que la facultad me da mucho más de lo que yo puedo ofrecerle, dado que puedo estudiar sin ningún costo económico”. Sobre como era su rutina diaria antes de la pandemia, Lucas expresó que “entrenamos dos días a la semana, algunos otros días tenemos partidos, esos días llego a mi casa cerca de la medianoche, habitualmente me levanto temprano, estudio en mi casa, curso cuatro horas y tengo tiempo para ir al gimnasio”.

Convencido, dijo que “gran parte de lo que he logrado es con esfuerzo y el apoyo de mis seres queridos. Me ha tocado pasar por situaciones muy difíciles como la perdida de mi mamá Mabel el año pasado, fue un golpe durísimo, pero pude seguir adelante, contando con la compresión y apoyo de mi novia Pilar, de mi entrenador de básquet Gabriel Katz y de mucha gente que tengo a mi lado”.

Finalmente, además de definirse como “una persona que me exijo mucho siempre, tanto en el estudio como en el deporte no me guardo nada”, Lucas habló mirando hacia el futuro. “Priorizo lo profesional, quiero recibirme y poder trabajar de mi profesión, pero una parte de mi ser me indica que tengo que volver a calle Churruarín, a mi querido Club Neptunia, para al menos poder devolver algo de lo mucho que he aprendido”.

Dejá tu comentario