Ciudad |

Luis Castillo: “El lugar de trabajo de un concejal es la calle, no el recinto”

El primero en la lista del vecinalismo cuestionó el trabajo de los últimos años de los ediles y cómo esto invisibilizó al Poder Legislativo local. “Un concejal debe escuchar los problemas de los vecinos, armar un proyecto y recién ahí ir al recinto a defenderlo”, criticó y prometió no hacer lo mismo. Desde el movimiento vecinalista Gualeguaychú Entre Todos, que postula como intendente a Domingo Carrazza, tiene en Luis Castillo a su primer candidato para el Concejo Deliberante. El médico y escritor afirmó que una oposición constructiva es una forma de co-gobernar con el Ejecutivo y criticó a los ediles y funcionarios que ponen primero los intereses del partido antes que lo de los vecinos. “El lugar de trabajo del concejal es en la calle, no en el recinto del Concejo Deliberante, a donde va una vez por semana a levantar o no la mano”, criticó con dureza Castillo en una entrevista en ElDía Desde Cero, afirmando que durante la campaña de las PASO, donde recorrió los barrios de la ciudad para interiorizarse sobre los problemas de los vecinos, muy pocos le pudieron contestar el nombre de tres concejales locales. “El Concejo Deliberante es un organismo que está tan devaluado simplemente porque ha dejado de cumplir su función, al igual que en el Congreso de la Nación, donde aparece un diputado o senadores que nunca jamás alguien vio en su vida y donde aparecen tipos a candidatearse por tercera vez y nunca presentaron un proyecto. Esa mala imagen de la política es lo que provocó que en esta última elección haya habido en Entre Ríos 100 mil votos en blanco”, remarcó el candidato del vecinalismo. “Por eso considero que la labor de los concejales es estar en la calle, hablar con la gente, interiorizarse sobre lo que pasa en la ciudad, estar disponible para escuchar al vecino, y que si tiene un problema idear un proyecto, presentarlo, defenderlo y tratar de que sea aprobado, todo para que esos vecinos tengan una solución.  Si los representantes que elegimos, que son empleados del pueblo, no cumple o no nos representa a lo largo de su mandato, tenemos que echarlo a patadas con nuestro voto. Y eso mismo hay que hacer con el concejal que no hace nada por el vecino”, propuso Castillo. Según él, gran parte de la culpa de esta situación está anclada en el hecho de que el 99% de los políticos que llegan al poder responden a un aparato político partidario y que muchas veces piensan más en los problemas de afuera antes que en los de adentro. Eso, en el caso del vecinalismo, no sucedería jamás. “Fue muy difícil darnos a conocer como un movimiento saliéndonos de los partidos tradicionales, mostrarnos con una propuesta distinta. El movimiento vecinalista Gualeguaychú Entre Todos se conformó como fuerza genuina de expresión de las personas, porque nosotros no tenemos que responder ante nadie más que a la gente que nos cruzamos todos los días, al vecino, al que sabe que si prometemos algo y no cumplimos y si descubre que hemos mentido sabe dónde venir a buscarnos para pedirte explicaciones”, aseguró. En este sentido, afirmó que los otros dos competidores del vecinalismo en las elecciones, el peronismo y Cambiemos, no pueden despegarse de las decisiones y las prioridades que tienen más arriba y que asegurar ser algo distinto sería mentirle a la gente: “Si uno es de River, ¿es de River sólo cuando juega en Buenos Aires? Con la política es lo mismo: ni el peronismo puede abstraerse de la estructura partidaria ni los candidatos de Cambiemos locales pueden desconocer que son parte del Gobierno nacional.  Sé que ahora están tratando de decir que son diferentes, pero lo cierto es que si respondés a una estructura sos igual a los que están más arriba que vos”, reprochó y agregó: “Y como nosotros no queremos ser iguales a nadie, decidimos ser lo más parecido a las expresiones de la gente que nos cruzamos todo el día en la calle, lo que nos da una gran independencia de no tener que pagar las culpas ante nadie y, al mismo tiempo, el gran compromiso con el vecino”.

Dejá tu comentario