Ciudad | Manos a la obra

"Manos a la Obra" entregó más de 400 juguetes durante el Mes del Niño

La ONG organizó durante todo el mes festejos infantiles en diferentes barrios de la ciudad y también en la Isla Talavera. En total se entregaron más de 400 regalos a chicos carenciados. Aún falta una fiesta más en el barrio Totó Irigoyen, que se postergó para el 7 de septiembre.

A mediados de agosto, la ONG “Manos a la Obra” comenzó una serie de actividades y festejos enmarcados en el Mes del Niño, tiempo en el cual realizaron cuatro fiestas solidarias dedicadas a los más chiquitos, tres en Gualeguaychú y otra en el delta del Paraná. Y aún falta una más en el barrio Totó Irigoyen, que se debió postergar para el sábado 7 de septiembre.

En todos estos encuentros, y además de disfrutar de una tarde de juegos, diversión y una suculenta merienda, cada uno de los chicos que asistió se llevó un regalo a su casa, totalizando hasta el momento más de 400 juguetes entregados. Los mismos fueron productos de diferentes movidas solidarias que realizó la ONG durante el año para que ninguno de los más chiquitos se quede con las manos vacías.

“En todas las fiestas hemos entregado presentes, golosinas, sorpresitas pochoclos y les hemos preparado una rica merienda. Inclusive hasta hemos podido regalar bicicletas en algunas ocasiones. Por eso queremos agradecer a todos los vecinos que han colaborado con nosotros para que estos festejos sean una realidad”, informó a ElDía Fabián Trípodi, alma mater y motor de la ONG “Manos a la Obra”.

La primera de las fiestas fue el ñabado 17 de agosto, cuando la comitiva de Manos a la Obra se trasladó a la Isla Talavera, una de las que componen el sector bonaerense del Delta del río Paraná. Allí festejaron junto a unos 80 niños en un territorio agrete y alejado, los cuales tuvieron un día inolvidable.

Al otro día, el domingo 18, Día del Niño propiamente dicho, los festejos fueron en el barrio Curita Gaucho, y el cronograma continuó con el barrio San Cayetano el 24 de agosto y al día siguiente en el Barrio Obrero.

La fiesta que debió postergarse fue la que se iba a realizar el sábado 31 de agosto en el barrio Totó Irigoyen: “Los motivos para mudarla para el 7 de septiembre fue porque este sábado habrá un campeonato deportivo y muchos de los chicos no van a poder estar. Por eso, para que ninguno se lo pierda o se quede sin su regalo preferimos postergar todo unos días”, amplió Trípodi.

“Afortunadamente, y gracias a la campaña que hemos realizado los últimos meses, comenzamos el Mes del Niño con más de 600 juguetes en excelente estado para repartir entre los niños. Estuvimos juntándolos, y poniendo en condiciones los que estaban más o menos. Hemos regalado bicicletas, patines, andadores, muñecos, triciclos, monopatines, de todo. Y gracias a la colaboración de los vecinos que nos dieron una mano con la leche y las golosinas pudimos ofrecer una buena merienda a todos ellos en su día”, concluyó el responsable de “Manos a la Obra”.

Dejá tu comentario