Ciudad | coronavirus | Gualeguaychú | Manos a la obra

Manos a la Obra: No hay cuarentena que frene la solidaridad en Gualeguaychú

La pandemia dejó al descubierto las necesidades extremas de miles de familias de la ciudad. La agrupación Manos a la Obra también debió reconvertirse: de los viajes al Chaco, al merendero móvil, y a la olla popular. Cómo es la vida de los que viven para los demás.

Mónica Farabello

Ser solidarios en una “realidad normal”, es más sencillo que en esta “nueva normalidad” obligada por la pandemia. Las necesidades se hacen más profundas y el egoísmo aflora en muchos lugares; pero afortunadamente, el amor sigue siendo más fuerte.

Fabián Trípodi y Guadalupe Tofolón son pareja. Desde hace seis años dedican gran parte de su tiempo a ayudar a los demás.

Su agrupación se llama Manos a la Obra Gualeguaychú, y comenzó a hacerse conocida por sus largos viajes al Chaco, donde viajaban anualmente para llevar donaciones de todo tipo. Las necesidades en el norte argentino son inmensas y ellos intentaban acortar la brecha de la desigualdad.

Manos a la obra 2.jpg

El inesperado sacudón que nos pegó el coronavirus, dejó sus huellas en todos lados. Los trabajos debieron reconvertirse y todos debimos ajustarnos a “una nueva normalidad”.

La labor solidaria de Manos a la Obra no escapó a esta lógica: debieron suspender el viaje anual a Chaco y convertirse en un merendero móvil dentro de Gualeguaychú.

Finalmente, tampoco pudieron continuar yendo de un barrio a otro y el aislamiento social los obligó a quedarse en la construcción que están levantando en el Barrio Municipal.

“La necesidad es más grande”

Fabián Trípodi conversó con ElDía sobre el gran trabajo que realizan. Contó que desde hace seis años se dedican a ayudar a los demás y que cuando arrancó la cuarentena empezaron a entregarle bolsones de alimentos a las personas más necesitadas.

“Se nos hacía imposible cumplir con todos porque era mucha la demandas, así que decidimos empezar a cocinar en nuestro propio espacio físico que estamos edificando hace un par de años”, explicó.

Manos a la Obra 4.jpg

“Desde marzo estamos dando la comida en nuestro merendero. Cocinamos sábado y domingo y las familias se llevan la vianda a su casa. Actualmente cocinamos para 80 y 90 familias que se llevan el alimento en un tupper. Este sábado hicimos una polenta con estofado; comenzamos tempranito a las 8, 8.30 de la mañana para llegar a entregar las viandas al mediodía”, relató el hombre que es referente para la agrupación.

Manos a la Obra colabora con familias de distintos barrios de la zona oeste de Gualeguaychú:, como el Anhelado Sueño, Toto Irigoyen, 348, Zupichini, Barrio Obrero y San Francisco.

“Nosotros subsistimos con la ayuda de la gente; no tenemos ayuda del gobierno ni tampoco ningún recurso estatal. A través de las redes siempre publicamos lo que nos va haciendo falta y hay muchas personas que nos vienen acompañando desde hace mucho tiempo. Día a día la necesidad es más grande”, resumió Fabián.

Manos a la obra 3.jpg

Además, cuentan con la colaboración de un grupo solidario de Campana que está a cargo de Marcelo Hilo; “ellos juntan donaciones y las mandan a Gualeguaychú”, dijo el líder del grupo y agregó: “A veces tenemos donaciones de medicamentos o insumos hospitalarios y eso también lo vamos distribuyendo. Hace poco entregamos una gran cantidad de insumos al señor Martín Roberto Piaggio para el Hospital Centenario. También entregamos cosas al Hospital de San José. Tenemos una persona que nos gestiona estos insumos que a veces llegan a un valor de 250 mil y 300 mil pesos”.

El merendero de Manos a la Obra se encuentra ubicado en el barrio Municipal, manzana B casa 5. Aún está en construcción y todos sus logros son a puro corazón.

Cómo contactarse

A través de Facebook: Manos a la Obra Gualeguaychú!!! (Grupo público)

Dejá tu comentario