Deportes |

Marcos Billen: "El egoísmo sigue perjudicando al atletismo de Gualeguaychú"

El atleta de Buenos Aires, radicado en la ciudad hace varios años, se refirió al presente del atletismo local. Indicó que nada cambió en los últimos meses y que el "egoísmo" es común denominador. Señaló que falta una asociación que nuclee a las distintas agrupaciones.

Dijo que en el “deporte, como en la vida, hay que ser humilde”, y muchas veces la gente no “se apoya en quienes deben hacerlo”.

Mencionó que "se mantienen vivos muchos egoísmos, egos que no conducen a nada”. Opinó que otras ciudades, en el caso de Concordia, tienen “constituida su asociación de atletas donde, sin importar la agrupación a la que pertenecen, todos se juntan, planifican y obtienen mejoras en sus rendimientos, algo que queda demostrado en los resultados que obtienen en pruebas de primerísimo nivel”. Y continúa diciendo que “ todos llevan la bandera de su ciudad, algo que en Gualeguaychú, y como están dadas las cosas, entendemos que por el momento no se va a lograr ”. Agregó que ha visto “atletas de muy buen nivel, pero todos separados, algo que conduce a la nada misma”.

Billén destacó que en la ciudad se “hace lo que se puede, pero no contamos con una infraestructura acorde para desarrollar pruebas. Tenemos la pista de la liga que no cuenta con las distancias reglamentarias, además se encuentra en un estado que deja bastante que desear”.

Señaló que el director, Adrián Romani, de Deportes está abocado a la “tarea de buscar una solución a un problema de vieja data en la ciudad. Tal es así que para realizar competencias oficiales tenemos que ir a la pista de Concepción del Uruguay”.

Contó que trabaja en la “Escuela de iniciación deportiva de atletismo que está bajo la órbita de la dirección de Deportes de Gualeguaychú, dirigida a chicos de 7 a 14 años”. Acotó que “entrenamos tres veces a la semana, lunes y viernes en la Liga, miércoles en el corsódromo”. Señaló que lo más importante “pasa por la inclusión de los chicos en el mundo del deporte, además de la detección de talentos que puedan incursionar en el atletismo”. Dijo que las tareas se dividen en dos grupos. “Los que tienen entre 7 y 10 años trabajan en la parte recreativa, juegos; mientras que de diez en adelante se hace más hincapié en aspectos técnicos, como pasadas y cambios de ritmos”.

En lo personal, dijo que una de sus preocupaciones es la que se enseñe un “atletismo consciente, que se cuide a la gente, cuidar la integridad de la persona”. Dejó claro que “que entrenar fuerte no es igual a correr más fuerte. Primero hay que realizar un trabajo de adaptación, ir paso a paso, con una planificación acorde a cada persona”.

Dejá tu comentario