Provincia |

Más de $ 200 millones volcados a la red vial afectada por el clima

El plan apunta a asegurar la transitabilidad y accesibilidad de vecinos y productores en todos los departamentos entrerrianos. El gobierno provincial invertirá más de 200 millones de pesos con recursos propios en tareas de recuperación de caminos y rutas afectadas por las malas condiciones meteorológicas. La iniciativa se ejecutará en el marco de la Emergencia Hídrica Vial, Sanitaria y Social, instrumentada por el gobernador, Gustavo Bordet. Será la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) la que llevará adelante un plan de acción con el objetivo de mejorar la situación de las zonas más afectadas por los fenómenos meteorológicos que afectaron la red vial entrerriana. Entre Ríos cuenta con una elevada densidad de la red hidrológica, cursos de agua con regímenes torrentosos, suelos erosivos, arcillosos y poco permeables, topografía ondulada, prácticas agronómicas de suelo inadecuado, baja capacidad de infiltración y la ocurrencia de precipitaciones con elevada intensidad cada vez más hídrica. Esta problemática interactúa con la red vial afectando a los caminos principalmente naturales y mejorados, terraplenes, puentes y alcantarillas; lo que genera a la Dirección de Conservación del ente vial una ardua tarea durante todo el año y con más atención después de grandes precipitaciones. La directora Administradora de la DPV, Alicia Benítez, precisó que “la gestión del gobernador Gustavo Bordet invertirá con recursos propios más de 200 millones de pesos en la provisión con equipos propios de material calcáreo; provisión y colocación de caños y tubos de alcantarillas, diferentes tareas de mantenimiento, reconstrucción de caminos naturales, bacheos, compra de insumos, combustible, neumáticos, llantas, caños metálicos y de hormigón armado”. La titular de Vialidad provincial aseveró que “nuestra labor es cumplir con lo dispuesto por el gobernador, de atender y monitorear permanentemente las zonas más comprometidas por las últimas lluvias en todo el territorio entrerriano”, y agregó: “Estamos ante la presencia de fenómenos climatológicos anormales, lo que dificulta nuestra labor diaria”. En cuanto a los trabajos a ejecutar, desde la Dirección de Conservación, se planificó una logística que abarca diferentes frentes de obras. Incluye el transporte y distribución de 60 mil metros cúbicos de suelo calcáreo para la costa Río Paraná; de 50 mil metros cúbicos para la costa Río Uruguay; unos 30 mil metros cúbicos de ripio en el norte entrerriano y en la franja sur, 40 mil metros cúbicos. En tanto, la provisión de combustible para la parte Norte y Sur será de 300 mil litros. Las tareas programadas incluyen la colocación de caños metálicos en la zona Norte de 300 metros por 1,50 metros, y de 300 metros por 2 metros. En la parte Sur, de 3,50 metros por 1,50 metros y 3,50 metros por dos metros. También caños metálicos para toda la provincia de 1,50 metros por 4,10 metros, y 4,10 metros por dos metros. Por último, caños de hormigón armado de 7,10 unidades por un metro, y 7,10 unidades x 0,80 metros. Los valores de lluvia, durante estos últimos meses, han sobrepasado la media anual, por lo que complica aún más el trabajo diario de conservación de la red secundaria y terciaria. Al respecto, los departamentos Feliciano, Nogoyá; Victoria; Gualeguay, Gualeguaychú e Islas, son unos de los más comprometidos en su trama vial.

Dejá tu comentario