Provincia |

Mattiauda pidió que vuelvan las sesiones presenciales: "El debate virtual se desvirtuó"

Luego de que no lo dejaran responder a una acusación que un legislador del PJ hizo en su contra, el oriundo de Gualeguaychú quiere volver al recinto de la Cámara Baja provincial.

El diputado provincial, Nicolás Mattiauda (Pro–Cambiemos), manifestó su enojo con el vicepresidente primero de la Cámara Baja, José Cáceres, porque no le permitió en la última sesión responder a su par del oficialismo, Paola Rubatino, quien lo acusó de “formar parte de un grupo de políticos que se ha dedicado a perseguir y amedrentar a quienes piensan distinto”.

La situación, a la que el legislador de Gualeguaychú calificó como una “falta de institucionalidad” por parte de quien presidía en ese momento la sesión, se generó sobre el final del debate en torno a un proyecto de Declaración del oficialismo para que la Cámara de Diputados adhiera y acompañe una iniciativa nacional respecto a un impuesto a los emprendedores, a quienes buscan apostar por generar trabajo en sus ciudades, que aún no ha sido presentada en el Congreso.

En ese contexto, y al hacer uso de la palabra, Rubatino cuestionó a la oposición por no acompañar el proyecto y luego hizo referencia a Mattiauda al vincularlo como “parte de un grupo de políticos que se han dedicado a perseguir y amedrentar a quienes piensan distinto”. Pero la respuesta del diputado de Gualeguaychú no se pudo escuchar porque Cáceres dio por terminado el debate y minutos después la sesión finalizó.

Ante tal situación, Mattiauda manifestó su enojo porque consideró que no pudo responder a una alusión personal. “Me apagaron el micrófono, no me dejaron responderle a la diputada”, aseguró y dijo que lo ocurrido es “una falta de institucionalidad que ha tenido el presidente de la Cámara en el trato con los legisladores”.

Por tal motivo, el diputado integrante del interbloque Cambiemos aseguró que “el debate virtual está terminado porque se desvirtuó” y reclamó volver a las sesiones presenciales en el recinto que aseguran “mayor democratización de la palabra en los debates políticos”.

Mattiauda le recordó a Rubatino que en la sesión anterior presentó un proyecto de declaración pidiendo que la Justicia inicie una investigación de manera urgente respecto a las presuntas operaciones de vigilancia ilegal instrumentadas desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), entre los años 2015 – 2019. “Fue la única iniciativa impulsada en la Cámara en ese sentido, lo que demuestra que no formo parte del grupo que la diputada oficialista dice”, sentenció y la invitó a que acompañe con su voto positivo si llegara a tratarse.

La intervención de Mattiauda, que generó la acusación de su par del Frente Creer, se dio cuando planteó su oposición y fuertes críticas al cuestionado proyecto de declaración del oficialismo porque “perseguir a la empresas de nuestra provincia (con nuevos impuestos) es cometer un error”.

“Me llama la atención que estemos promoviendo desde la legislatura de la provincia, que el gobierno nacional imponga impuestos a los ciudadanos y a sus empresas”, remarcó el legislador y aseguró que la generación de un nuevo impuesto coparticipable “coloca como un mendigo al gobernador (Gustavo) Bordet” quien después debe “ir a la Casa de Gobierno a pedir migajas”.

“Estamos pensando en un país en donde la disminución de impuestos genere las condiciones para que las empresas se puedan reactivar. También, en la calidad del empleo que queremos promover en la provincia: si no tenemos emprendedores fuertes, no podemos tener empleos de calidad”, planteó Mattiauda y agregó: “Lamentablemente el Estado muchas veces da trabajo, pero no genera riqueza; si no hay riqueza no hay ahorro y sin ahorro no hay inversión”.

Dejá tu comentario