Policiales |

Menores violadas por policías: Ratifican el "abuso sexual gravemente ultrajante"

Así lo indicó el representante legal de una de las víctimas. "Fue un abuso sexual de una menor en manos de funcionarios policiales que en vez de protegerla, abusaron de ella".

Se encamina al juicio el caso de la violación de dos menores en uno de los vagones abandonados de la estación ferrocarril Racedo de Paraná, a más de tres años del hecho.

El hecho denunciado sucedió la madrugada del martes 5 de julio de 2016, cuando dos nenas de 13 y 14 años fueron abusadas por policías que se desempeñaban en el destacamento ubicado en calles Pascual Palma y Pronunciamiento.

"De las pruebas surge que hubo un abuso sexual gravemente ultrajante contra una menor de 13 años que estaba bajo la guarda del Copnaf, y que fue llevado adelante por personal policial de servicio, que la debía cuidar", aseguró a Códigos el representante legal de una de las víctimas, Dr. Guillermo Mulet.

De las pruebas surge que hubo un abuso sexual gravemente ultrajante contra una menor de 13 años que estaba bajo la guarda del Copnaf, y que fue llevado adelante por personal policial de servicio, que la debía cuidar

De las pruebas surge que hubo un abuso sexual gravemente ultrajante contra una menor de 13 años que estaba bajo la guarda del Copnaf, y que fue llevado adelante por personal policial de servicio, que la debía cuidar

El abogado bregó por "una condena ejemplificadora hacia los imputados y una condena civil al Estado provincial".

"El demandado por el abuso sexual es el Estado pero no compareció, con lo cual pedí que se tenga por incontestada la demanda y eventualmente se lo condene a pagar la indemnización a la víctima", indicó el letrado en relación a la demanda civil. Y en ese sentido, argumentó: "Tiene que ver con el daño que es muy grave, porque es un abuso sexual de una menor en manos de funcionarios policiales que en vez de protegerla, abusaron de ella".

"Es increíble que el Estado permita que el caso llegue a juicio, siendo que en la magnitud de las pruebas está lo que le hubiera correspondido al Estado provincial: un acuerdo con la víctima para indemnizarla, más aun cuando es menor y aún tiene la obligación de protegerla", opinó Mulet.

Es increíble que el Estado permita que el caso llegue a juicio, siendo que en la magnitud de las pruebas está lo que le hubiera correspondido al Estado provincial: un acuerdo con la víctima para indemnizarla, más aun cuando es menor y aún tiene la obligación de protegerla

Es increíble que el Estado permita que el caso llegue a juicio, siendo que en la magnitud de las pruebas está lo que le hubiera correspondido al Estado provincial: un acuerdo con la víctima para indemnizarla, más aun cuando es menor y aún tiene la obligación de protegerla

Consultado a Mulet sobre la estrategia de los abogados de los policías, Petenatti y Vernengo, quienes plantearon el sobreseimiento de sus defendidos, haciendo hincapié en el supuesto "consentimiento" de las víctimas, éste apuntó que su representada, "tenía 13 años, así que no pude haber consentimiento de ninguna naturaleza".

"No quiero decir que es una estupidez supina para no faltarle el respeto al colega que planteó esta cuestión, pero es parte de la estrategia de la defensa que va a naufragar", apuntó.

El lunes se resolverá el planteo de las defensas con respecto a los hechos de una de las memores efectuado por los Petenatti y Vernengo.

Se recordará que en un primer momento se imputó a siete uniformados. Dos fueron sobreseídos inmediatamente y tres acordaron penas de prisión condicional, por abuso sexual simple. Ahora, sobre los señalados por la violación de las menores, próximamente la Fiscalía pedirá la remisión de la causa a juicio. (Elonce)

Dejá tu comentario