País |

Murió César Pelli, el arquitecto argentino que construyó las Torres Petronas

Era egresado de la Facultad de Arquitectura, de la Universidad Nacional de Tucumán. Entre sus obras más represntativas se encuentran las Torres Gemelas Petronas, en Kuala Lumpur, que desde 1998 y hasta mediados de 2003 fueron las más altas del mundo.

El arquitecto César pelli murió este viernes a los 92 años. Entre las obras más famosas de quien fuera egresado de la Facultad de Arquitectura, de la Universidad Nacional de Tucumán, se encuentran las Torres Gemelas Petronas, en Kuala Lumpur, que desde 1998 y hasta mediados de 2003 fueron las más altas del mundo

Salió alguna vez, allá por mediados de los 50, de su Tucumán natal. Estudió e hizo base en Estados Unidos, pero nunca dejó de volver. Sus obras se expandieron por el mundo y, antes de su excepcional legado, ya estaba considerado uno de los arquitectos más notables. Obras como las Torres Petronas, en Malasia, la Torre Iberdrola en Bilbao o el World Financial Center, en Nueva York, apuntalaron también su fama. Pero la “impronta” Pelli también quedó en nuestro país.

Nacido el 12 de octubre de 1926 en San Miguel de Tucumán, hijo de una maestra, César Pelli recibió de chico los estímulos para la mejor educación. La carrera de Arquitectura recién se instalaba en la Universidad Nacional de esa provincia, pero no dudó en emprenderla, para graduarse a los 23 años.

Junto a su esposa Diana Balmori, paisajista, viajaron a EE.UU. ya que Pelli recibió una beca para realizar su maestría -que concluyó en 1954- en la Universidad de Illinois. Allí fue recomendado por el profesor Ambrose Richardson para el equipo de uno de los más prestigiosos arquitectos de la época, Eero Saarinen, donde Pelli trabajaría por espacio de una década (durante la cual también obtuvo la nacionalidad estadounidense).

Durante aquellos años emprendió la ampliación del famoso Museo de Arte Moderno (MoMA) neoyorquino y al concluirla, en 1984, también renunció a su puesto en Yale para dedicarse de lleno a sus propios proyectos. Así fueron surgiendo las Torres Petronas malayas que, entre 1998 y 2003, se constituyeron en el edificio más alto del mundo.

Comentó que las Petronas “tienen un valor histórico importante, fueron las primeras torres con un contenido emocional y artístico construidas fuera de Estados Unidos. Eso abrió las compuertas, después hubo arios rascacielos fuera de Estados Unidos y Europa Occidental, la mayoría se construye en China o en los Emiratos”.

Las Torres Petronas, con sus 452 metros de altura y 82 pisos interiores, se convirtieron en el símbolo de Kuala Lumpur, la capital malaya y en uno de sus más notables atractivos turísticos. Pelli encaró la obra como un homenaje a la cultura islámica, incorporando motivos y símbolos de la misma. Por ejemplo, el “rub el hizb”. Se estructuran en hormigón armado de alta resistencia, que reducen las vibraciones y tensiones que producen los fuertes vientos.

Dejá tu comentario