País |

Nicolás Dujovne renunció al Ministerio de Hacienda y lo reemplaza Hernán Lacunza

El Ministro que llevó adelante las negociaciones con el FMI presentó su renuncia indeclinable. El presidente Macri convocó entonces al encargado de manejar las finanzas en la provincia de Buenos Aires, quien estaba de vacaciones en Neuquén y debió volver de urgencia a Buenos Aires

El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires Hernán Lacunza recibió un llamado en la tarde del sábado a su teléfono celular que lo obligó a cortar otra comunicación. Enseguida, decidió suspender sus vacaciones en Neuquén, La Patagonia, a donde había ido con su familia. Horas después trascendió que el funcionario bonaerense fue el elegido para reemplazar a Nicolás Dujovne en Hacienda y que regresaba a Buenos Aires a bordo del Tango 10, avión de la flota presidencial.

Dujovne presentó su renuncia indeclinable: "Como bien sabés, puse todo de mí, tanto personal como profesionalmente", señaló el ministro saliente en una carta de salida que desbordó de informalismo, donde trató al Presidente como “Mauricio”, lo tuteó en todo el texto y cerró con “Un fuerte abrazo”.

DUJOVNE RENUNCIA.jpg

Antes de embarcarse en el Tango 10, Lacunza decidió suspender las 7 medidas que había pergeñado, a pedido de María Eugenia Vidal, para paliar el impacto de la devaluación en la provincia de Buenos Aires. La excusa formal fue que la Gobernadora le pidió postergar el paquete de medidas para medir el impacto de la batería de iniciativas (Ganancias, IVA de la canasta básica y Monotributo y congelamientos de naftas) que ordenó el Presidente. Tiene sentido, esas políticas le costarán a las sufridas arcas bonaerenses la friolera de $6 mil millones.

Por el devenir de estas horas cobra más sentido, sin embargo, que Lacunza sea el elegido de Macri para agarrar el “fierro caliente” de Hacienda. Su nombre había sonado con fuerza semanas antes de las PASO y esa posibilidad inquietaba a la gobernadora Vidal.

Pero luego de la dura derrota, Vidal se resignó. “Quedan pocos meses. Ojalá vaya Hernán, es lo mejor que puede pasar”, habían dicho hace unos días fuentes cercanas a la Gobernadora. Al parecer, ahora será la propia mandataria bonaerense la que se encargue de hacer el anuncio de las medidas que va a tomar para los habitantes de la provincia de Buenos Aires; un detalle mínimo al lado de la tarea que le esperaría a su ahora ex Ministro.

Sobre el final de la tarde, el Presidente recibió Lacunza en Olivos, aunque fuera de agenda, según consignaron los funcionarios que llevan el cronograma del Ejecutivo. La reunión podría continuar durante el domingo para seguir consensuando detalles.

En Presidencia evitaron durante el sábado una confirmación oficial del sucesor y pretendieron que lo único que quede como un hecho fuera que Dujovne dejará su cargo. Macri había descartado cambios en el Gabinete. "Ahora no sirven", había dicho en la conferencia de prensa del lunes. Sin embargo, pudo más la presión de los principales dirigentes del oficialismo.

Este sábado, por la mañana, el Presidente recibió en su quinta de Los Abrojos a Vidal, al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y al jefe de Gabinete Marcos Peña. Allí terminaron de cocinarse los cambios, aunque el hermetismo prosiguió hasta el final de la tarde.

Dujovne había salvado su pellejo en septiembre de 2018, con la corrida cambiaria a cuestas, cuando Vidal presionó por su salida: la Gobernadora lo responsabilizaba por el traslado de $35 mil millones de los subsidios al transporte, las empresas energéticas y por la licuación del Fondo del Conurbano.

Vidal y Lacunza reclamaban una actualización de $19 mil millones del Fondo del Conurbano, que Dujovne resistió en pos del equilibrio fiscal comprometido con el FMI, que Macri traicionó con el paquete de medidas de esta semana. Antes y ahora más, Vidal tiene a Peña en la mira.

Lacunza se convirtió en un vocero todoterreno de la gestión de Vidal. Cruzó al candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández, cuando se le ocurrió criticar la gestión económica. Dujovne solo lo hizo una vez; luego desapareció. El Ministro bonaerense, además, tenía a su cargo el segmento de “intelectuales” de la provincia de Buenos Aires para la campaña.

En los últimos días y hasta que el teléfono lo interrumpió, Lacunza había elegido mantenerse ajeno a los rumores. “No hay que escucharlos, tenemos que poner lo que hay que poner y trabajar”, sostenía en la intimidad. Sabía que se esperaba la reunión de los enviados del FMI con el Gabinete Económico, que ahora -dicen- podría postergarse.

Entre las ventajas de elegir a Lacunza, se cuenta su sintonía con Guido Sandleris, el actual titular del Bance Central, que era su número 2 en 2016, antes de partir a Hacienda. El titular del Central también sonaba para reemplazar a Dujovne. El ministro de Producción, Dante Sica, y el de Interior, Rogelio Frigerio, eran otras alternativas, aunque perdieron fuerza.

Dejá tu comentario