Ciudad |

"No han habido anegamientos en el casco urbano y el tránsito a Larroque es normal"

La presidenta de la Junta de Gobierno de Irazusta, Bettina Hilt, informó que, pese a la gran cantidad de agua caída, no se registraron inundaciones en el pueblo. Resaltó el trabajo coordinado con dos bombas. Desde el sábado, la localidad recibió 177 milímetros de lluvia. 

Esta vez, los trabajos preventivos con la puesta en funcionamiento de dos bombas en puntos estratégicos del poblado rural, ubicado a solo 13 kilómetros de Larroque, arrojaron resultados positivos, aunque el alerta se mantiene por el pronóstico meteorológico poco auspicioso.

Bettina Hilt, presidenta de la Junta de Gobierno de Irazusta, dialogó con ElDía sobre la situación, y destacó que el “panorama en el pueblo y alrededores comenzó a complicarse en la noche del sábado, aproximadamente a las 22, cuando se desató una intensa lluvia”.

“Durante la noche de ese día y la mañana del domingo cayeron 122 milímetros”, remarcó la funcionaria. Con este panorama, se pusieron en funcionamiento dos bombas, ubicadas en puntos estratégicos de la localidad, “la primera fue encendida a las 6:30 y otra a las 9:30, lo que permitió controlar el nivel del agua y que no se registren inundaciones”.

“Sólo tres casas tuvieron filtraciones de agua en las paredes y el domingo a las 19 se apagaron las dos bombas, sin registrarse complicaciones. El lunes a las 18 encendimos nuevamente las bombas como para desagotar el agua que quedaba y como medida de prevención, teniendo en cuenta el pronóstico que anuncia fuertes tormentas”, relató Hilt.

Por último, la presidenta de la junta de Gobierno, contó que el arroyo Las Toscas desbordó aguas arriba, generando algunos inconvenientes. Pero, afortunadamente, “la localidad no está incomunicada, no han habido anegamientos en el casco urbano y el tránsito a Larroque es normal, no así en dirección a Parera porque el camino se encuentra intransitable”, informó la funcionaria.

Dejá tu comentario