Policiales | Gualeguaychú

"Nos pudieron haber matado", advirtió uno de los policías ferozmente agredido

"Los cinco o diez minutos que pasaron en que arribaran compañeros en ayuda se hicieron eternos, interminables", aseguró el uniformado al recordar el ataque. Está a la espera de estudios porque podría perder la visión de un ojo.

"Nos hubieran podido haber matado", advirtió el sargento ayudante Alberto Pauletti, tras lo sucedido en la noche del domingo en Gualeguaychú cuando los uniformados fueron agredidos por cinco sujetos en La Cantera y Buenos Aires.

"Fue un hecho bastante lamentable lo que nos pasó. Y medianamente estamos acostumbrados a este tipo de reacciones por parte de la gente que muchas veces no entiende nuestra tarea, pero en realidad, no daba para que reaccionaran así", apuntó el efectivo que presta servicio para la comisaría octava.

Pauletti está bajo reposo absoluto, "y tratando de recuperar su lesión en la vista". "Por lo pronto tengo para treinta días de recuperación e ir evaluando si queda algún tipo de secuelas en la vista o ya sea de otra índole", indicó.

auto secuestrado

"El médico dijo que no hay riesgo de desprendimiento de retina, lo que indica que no voy a perder completamente ese ojo; este jueves tengo un segundo encuentro y ahí me van a realizar una serie de estudios, dado que no quiere decir que no llegue a perder parte de la visión en realidad", detalló el uniformado.

Y agregó: "Mi lesión fue en la parte del ojo izquierdo, tengo un corte de cuatro puntos en la ceja y en la parte del pómulo otro punto en ese corte".

Sobre los hechos

"Luego de la persecución que se inició en la estación de servicio frente a la terminal y que concluyó en Cantera y Buenos Aires, ellos aprovecharon que salieron de sus casas familiares y vecinos para hacernos frente considerando la superioridad numérica, nosotros éramos dos y nos vimos superados en todo momento", acotó.

El sargento ayudante agregó que "a pesar de vernos avasallados, mantuvimos la calma y procedimos de manera acertada y no produciendo otro mal mayor".

"Los cinco o diez minutos que pasaron en que arribaran compañeros en ayuda se hicieron eternos, interminables. Fueron cinco minutos en esta situación que te están tirando piedras de todos lados, así sean dos minutos se te hacen una eternidad", puntualizó.

allanamiento

"En un primer momento cuando se me borró la visión pensé que el piedrazo me había pegado de lleno en el ojo, que se me había vaciado el ojo como habitualmente se dice, pero después me di cuenta tocándome el rostro que había sido en la parte de arriba (en la ceja), lo que igualmente me perjudicó parte de la visión. No pude ver nada ni lograr volver a intervenir para darle una mano a mi compañero que estaba siendo agredido también", recordó Pauletti.

Noticia relacionada: Detuvieron a los cinco agresores de los dos policías

Y agregó: "En estos veinte años en la fuerza he tenido hechos parecidos en situaciones del Carnaval del País y otros barrios, pero nunca había salido lesionado de esta manera. La verdad que analizando ahora lo que pasó nos pudieron haber matado. De la forma que nos golpearon, tranquilamente nos podrían haber matado a cualquiera de los dos". (Fuentes: Elonce - FM Concepto)

Dejá tu comentario