Ciudad | Amarras

Nueva manifestación contra Amarras: cortaron parcialmente el puente

Convocada por la organización "Salvemos al río", la protesta cortó parcialmente el tránsito en el puente Méndez Casariego a la hora en que la zona de paseo estaba más transitada. El motivo fue un desfile que había organizado el barrio privado y que finalmente fue suspendido.

Amílcar Nani

Los sábados a las ocho de la noche suele ser uno de los momentos más convocantes en la Costanera de Gualeguaychú: muchos aprovechan para pasear en auto por el paseo costero, y otros tantos vuelven del Parque Unzué tras una tarde de sol. Sin embargo, la jornada de ayer estuvo complicada durante poco más de media hora. ¿El motivo? Una nueva manifestación ambientalista en contra de Amarras de Gualeguaychú, el barrio náutico que se pretende construir en Pueblo Belgrano y que afectaría los humedales, lo que provocaría inundaciones de este lado del río.

f6fc1154-72aa-4585-9232-dd6babd3f957.jpg

El horario de la protesta no fue pensado para provocar un caos de tránsito o malestar entre los que paseaban durante las primeras horas de la noche del sábado, sino porque en ese horario se había promocionado un desfile de moda organizado por el proyecto inmobiliario en cuestión que iba a ser a beneficio de los Bomberos Voluntarios de Pueblo Belgrano.

Finalmente, los organizadores decidieron suspender el evento por “razones climáticas”, sin embargo la protesta siguió adelante. Es más, durante la concentración y antes de cortar una de las manos del puente naranja, los rumores entre los manifestantes indicaban que el desfile podría realizarse igual, algo que finalmente no sucedió.

b67ca4b0-3d7c-446e-b638-124b8e508404.jpg

Antes de las 20.30, unos 50 ambientalistas bajaron a la calle e interrumpieron parcialmente la mano del puente en dirección a Pueblo Belgrano, lo que obligó a los agentes de tránsito a reordenar el tránsito, turnando la marcha entre los que pretendían ir en dirección al Parque Unzué y los que iban en dirección a Gualeguaychú.

Mientras tanto, al ritmo de tambores y las palmas, los manifestantes reclamaron el cierre de Amarras al ritmo de la popular canción Palo Bonito: “La impunidad y soberbia de esta gente se lleva por delante el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la lucha de las organizaciones sociales y el malestar de las familias perjudicadas en la última inundación. No importa si intentan adornas sus acciones ilegales bajo el pretexto de un proyecto benéfico, la construcción de Amarras es ilegal”, sostuvo ante ElDía Natacha Crimella, vocera de “Salvemos al río”, la organización que convocó a la protesta.

AMARRAS TAPA.jpg

El comentario de la ambientalista hace referencia al fallo que en julio pasado emitió la Corte Suprema de Justicia de la Nació: con la firma de los jueces Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, la decisión del máximo tribunal de justicia dejó sin efecto una sentencia del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Entre Ríos, que había rechazado una acción de amparo interpuesta por un vecino de Gualeguaychú con el objeto de que cesen las obras y se reparen los perjuicios ambientales producidos por la construcción de un proyecto inmobiliario en la ribera del río.

Tensión en la marcha

Sin dudas, el momento más álgido que se vivió en la manifestación sucedió cuando una persona, que se identificó como “capataz de Amarras” comenzó a increpar a los manifestantes ubicados en la cabecera del puente Méndez Casariego.

“¿¡Qué hacen ustedes por los Bomberos!? ¿¡Qué hacen ustedes por la Policía!? ¡Limpien el río que es una mugre!” comenzó a gritar desde la vereda de enfrente a las personas que formaban parte de la protesta. Anteriormente ya les había gritado e insultado cuando cruzó por el puente desde Pueblo Belgrano.

fe47ae82-e53a-44e9-934e-9384da68e0b1.jpg

Sin embargo, los manifestantes decidieron no responder a las agresiones y las provocaciones, aunque la tensión se palpó en el ambiente los varios minutos que el “capataz de Amarras” decidió enfrentarse a la marcha.

El hombre decidió marcharse luego de que Natacha Crimella se dirigiera a él para hablarle y de que la Policía lo invitara a volverse a su casa. Las últimas agresiones del sujeto fueron cuando decidió pasar por última vez con su auto frente a los manifestantes, y junto a una mujer que estaba en el asiento del acompañante gritaron una nueva tanda de insultos, improperios y gestos ofensivos.

Temas

Dejá tu comentario