Ciudad | Carnaval del país | Norberto Rossi

O'Bahía cuestionó la designación a un privado al nuevo sector Rey Momo del Corsódromo

Mediante un comunicado dejó de manifiesto las divisiones que hay entre los clubes que organizan el espectáculo. En este caso expuso que el nuevo sector fue cedido por cuatro años a un privado sin que tenga que pagar un peso. Además, contó todas las internas que hubo con el Municipio.

A tres días para que comience la temporada 2020 del Carnaval del País, quedó a la vista que la relación de los cinco clubes que organizan el espectáculo no pasa por su mejor momento. El último hecho nació de un comunicado difundido por el Club de Pescadores (comparsa O’Bahía), mediante el cual cuestionó la decisión de la Comisión Central de otorgar el nuevo playón (frente al que se conoce como Rey Momo) a un privado, cuando ellos junto a Sirio Libanés (comparsa Kamarr) se habían ofrecido a realizarlo y explotarlo.

nuevo rey momo.jpg
Nuevo Rey Momo
Nuevo Rey Momo

“En una reunión de Comisión se mencionó la posibilidad de entregar esa obra a un particular, pero el Presidente de Pescadores manifestó, en especial al Presidente Norberto Rossi, la no buena experiencia que habían tenido en oportunidad anterior con otros privados”, informa el comunicado y continúa: “Tanto Pescadores como el Sirio Libanés propusieron hacerlo ellos mismos, con fondos propios, y que si quisiera, podrían sumarse los otros tres clubes (El Tiro Federal, Central Entrerriano, Juventus Unida) que componen dicha Comisión”.

Embed

Sin embargo, esta moción perdió tres a dos en la votación: “Los delegados de Central Entrerriano, Juventud Unida y Tiro Federal prefirieron otorgar dicha obra a Edgardo Barbará en forma directa y sin licitación o compulsa de precios, como sí ocurrió con la elección de la promotora, las cantinas y el playón ya existente”, explicó el club en el comunicado, donde insistió con que el playón debería haber sido construido por los clubes.

Rey Momo.jpg
Viejo Rey Momo
Viejo Rey Momo

Sin embargo, Pescadores no sólo dejó de manifiesto su disconformidad con la decisión del playón sino que dejó expuestas las rispideces –las cuales describió como posiblemente insalvables– que hubo durante todo este año entre los delegados de los clubes.

“Lamentablemente hoy en la Comisión no todo es color de rosa y existen diferencias, tal vez, insalvables entre sus integrantes”, introdujo el tema y contó el detonante de todo: “Todo comenzó cuando decidimos de qué manera podríamos recaudar más para los clubes y pudiéramos, en especial los que presentan espectáculos, recaudar más, (…) con el aditamento que la Municipalidad ya no nos permitiría el uso de La Casa Rosada para Secretaria, Prensa y los servicios médicos y policiales”.

corsodromo.jpg

“En una reunión, y tal cual consta en Acta, se resolvió por unanimidad una moción presentada por el Club Juventud Unida, donde realizaríamos una restructuración del Corsódromo para poner a la venta espacios vitales, de mayor costo y fácil de vender. En esa reestructuración habíamos evaluado poner a la venta el espacio que la Municipalidad tiene en la Estación o Casa Rosada (el palco oficial), el cual consta de 150 lugares que, con sus respectivas entradas, significa un valor que puede llegar a ser mayor a $4.800.000. Esta postura fue comunicada en persona al intendente Martín Piaggio y a parte de su Gabinete, diciéndoles que todo era por una cuestión económica y recaudatoria, que no había otro motivo detrás de esa decisión”, revelaron.

“Quedamos en seguir charlando (con el Municipio) pero la respuesta se fue demorando por distintos motivos. Hasta que un lunes, día en que se reúne La Comisión del Carnaval, los clubes nos enteraríamos en ese momento, por lo menos Pescadores y el Sirio Libanés, que recibiríamos una propuesta por parte del Municipio. Grande fue la sorpresa y por dos motivos: primero por el monto ofrecido en servicios, que sólo cubrirían los gastos de la Policía y Bomberos, servicios que representaban aproximadamente $ 1.400.000, muy lejos de lo que se había hablado; y la segunda sorpresa fue porque las Comisiones Directivas del Central Entrerriano y Juventud Unida habían aceptado dicha oferta. Por su parte, el presidente (de la Comisión Central y del Tiro Federal) Norberto Rossi también estaba de acuerdo con dicha oferta, aunque aclarando que no sabía si la Comisión del Club Tiro Federal estaba en conocimiento”, argumentó.

“Ese fue el gran detonante que genero el desencuentro, desconfianza y malestar dentro de la Comisión debido a que se hicieron gestiones a través de algunos miembros a espaldas de otros, en este caso de Pescadores y del Sirio Libanés”, concluyó.

Dejá tu comentario