Ciudad |

Pablo Mohr: "Los productores apuestan a la genética para mejorar sus rodeos"

El cabañero hizo un balance del remate que se efectuó en la rural de Villaguay. Dijo que los valores obtenidos superaron las expectativas. Jorge Holzman, de la cabaña La Reconquista de Gilbert, indicó que se debe continuar con la apertura de las exportaciones sin descuidar el mercado interno.

Las cabañas El Mojón y La Reconquista llevaron a cabo el cuarto remate anual en las instalaciones de la Sociedad Rural de Villaguay. Los propietarios se mostraron conformes con los precios obtenidos por sus ejemplares. Pablo Mohr, de la cabaña “El Mojón” de Urdinarrain, remarcó el interés de los productores por mejorar sus rodeos, en una clara apuesta a la ganadería.

Este joven de 28 años, propietario de una de las cabañas más importantes del departamento, señaló que “trabajar en una cabaña es actualizarse en forma permanente, caso contrario te quedas en el tiempo”. Dijo que hasta no hace demasiados años “la gente no miraba los datos de los toros”, algo que por fortuna ha cambiado. “Hoy el productor estudia la genética”, destacó y puso como ejemplo a las vaquillonas.

Mohr contó que “se presentaron lotes con ejemplares preñadas por inseminación, otras por repaso, y la gente optó por las primeras, quedando claro que el productor quiere mejorar su rodeo, tomando a la ganadería como una empresa”. A su vez agregó que “si se logran diez kilos más por ternero (por hectárea) son 700 pesos más por animal y ese es un dinero importante, entendiendo el ganadero que el negocio pasa por mejorar la genética”.

“Gane quien gane las elecciones en octubre, a las vacas hay que ‘entorarlas’, el ternero hay que criarlo, los verdeos hay que sembrarlos, en definitiva hay que seguir trabajando y apostando a la producción”, subrayó.

Sobre el remate indicó que “el balance es positivo porque por el toro cabeza de remate se obtuvo 185.000 pesos, y un promedio de 140.000; mientras que en los puros controlados el promedio fue de 105.000 pesos en la raza Aberdeen Angus”. Expresó que “son valores que no esperábamos y que superaron ampliamente las expectativas que teníamos”.

Comentó que en el desarrollo del remate “llamó la atención la cantidad de ofertas que recibimos“ y destacó la cantidad de personas que llegaron desde Gualeguaychú, Villa Elisa, Concordia, Federal, Basavilbaso y otras localidades de la provincia, además de Centeno, Santa Rosa de Calchines (Santa Fe). Incluso “productores de Corrientes adquirieron un número importante de hembras de la raza Aberdeen Angus”.

En lo que refiere al renglón de las hembras, Mohr contó que se remataron 105 controladas con un promedio de 48.000 pesos; mientras que la general rondó en los 43.000 pesos. En las razas Braford y Brangus, el remate “estuvo un poco más pesado que en el de Angus, pero de todas maneras se vendieron todos los toros”. “Se comercializaron en 80.000 pesos, valores a nuestro entender razonables, en dos razas en las que estamos trabajando fuertemente, agregó”.

Por su parte, Jorge Holzman, propietario de la Cabaña “La Reconquista” de Gilbert, que participó con ejemplares Hereford, indicó que “en esta raza el remate no fue tan ágil como en el Angus”. Señaló que “las hembras se vendieron todas y solo quedaron siete toros para el repaso”. De todas maneras, el cabañero se mostró conforme por los resultados obtenidos. Dijo que las variables en el precio del dólar “no se han reflejado en lo que uno aguardaba en el precio de los reproductores, más allá de que los precios no fueron malos”.

Sobre el momento de la ganadería argentina, Holzman indicó que “el mundo está ávido de proteínas y nuestro país produce carne de primer nivel”. Se mostró esperanzado de quien asuma el gobierno nacional en diciembre “tenga la visión de seguir con los mercados internacionales abiertos, sin descuidar el consumo interno”.

Dejá tu comentario