Ciudad |

Padres y madres autoconvocados entregaron un petitorio en el Iosper

A media mañana, se concentraron en la esquina de 25 de Mayo y Rocamora, para luego marchar hasta las oficinas de la obra social provincial, ubicada en Gualeguay y San Martín. “La cobertura de los maestros de apoyo está cubierta en un 100 % por la obra social, pero cuando se autorizan demoran el pago”, denunciaron.

Llegó el jueves, día programado para realizar la movilización al Iosper, y ante la falta de información oficial sobre la no inclusión del Módulo de Maestros de Apoyo en la planilla que entrega la obra social, el reclamo se llevó a cabo.

Las familias fueron acompañadas por dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), no observándose la presencia de funcionarios municipales. Como sí ha pasado en la medida docena de movilizaciones que los afiliados del PAMI han realizado en los últimos dos años.

“Decidimos movilizarnos ante la imposibilidad de presentar las solicitudes de maestros de apoyo a los chicos con discapacidades, también para que se agilicen reintegros que están muy atrasados y que provocan que los profesionales sigan atendiendo distintas patologías por la razón de que no están cobrando”, contó a ElDía Carina, referente del grupo TGD Padres TEA Gualeguaychú. TGD significa Trastorno Generalizado del Desarrollo, mientras que TEA hace referencia al Trastorno de Espectro Autista.

marcha iosper dos.jpg

“La obra social debe responder en tiempo y forma a los pedidos, solicitudes, más con los pacientes oncológicos que han realizado cinco amparos para acceder a una medicación, en lo que es un hecho aberrante por donde se lo mire”, puntualizó Carina. Y recordó que el grupo de la ciudad se conformó ante las dificultades que se presentaban con los maestros de apoyo. “Nos encontramos con muchas personas que no tienen respuesta”, puntualizó.

“La lucha para las familias que tienen seres queridos con alguna discapacidad es permanente, desde que se inicia un tratamiento, al igual todo el papeleo a realizar, en donde nunca falta alguna traba”, denunció la madre de un niño de siete años con autismo.

Si bien desde la obra social aseguraron a ElDía que las solicitudes de maestros de apoyo, si bien no están figurando en la planilla oficial, están siendo tomadas “a mano, con lapicera”, las madres movilizadas denunciaron que “no están recibiendo las solicitudes”.

“La cobertura para este tipo de apoyatura está cubierta en un 100 % por la obra social, pero cuando se autorizan demoran el pago. Han tardado diez meses meses, algo que a todas luces resulta inconcebible. Por eso pedimos que venga el Directorio para que nos brinde las explicaciones correspondientes”, denunciaron.

Daniela, otra de las madres presentes, indicó: “nuestros hijos son chicos con discapacidad y particularmente los que presentan síntomas de TEA o TGD tienen problemas de índole social. Por ello, necesitan, sí o sí, tener el apoyo de un maestro especial en el aula, para que los acompañen y puedan comenzar a interactuar. Caso contrario, se aíslan, quedan en una esquina y no participan de ninguna actividad”.

“No estamos contando con esa cobertura por parte del Iosper y tenemos casos de maestros que trabajaron y no perciben sus haberes desde el mes de abril. La situación se ha tornado insostenible, tanto para los maestros, profesionales, como para nosotros, los padres que no tenemos ninguna respuesta de parte de la obra social”, aseguró Daniela.

Por último, Marita señaló que la “salud es primordial en todo país, y en los tiempos que corren, con el avance de la ciencia, pareciera que las obras sociales se han quedado en el tiempo. Es tan así que los padres afrontamos gastos que deberían correr, en este caso, por cuenta del Iosper. Salen las leyes, pero en muchas ocasiones no se aplican, y se generan problemas, como los reintegros, con demoras que oscilan entre los siete y diez meses”.

Dejá tu comentario