País |

Parque de diversiones en San Juan: ¿por qué la gente quedó cinco horas de cabeza?

La Justicia de San Juan investiga las causas por las que 31 personas quedaron colgadas, cabeza abajo y por varias horas, en un juego mecánico a 15 metros de altura. El predio sigue clausurado. Una falla mecánica por rotura de un engranaje es la hipótesis más firme que sigue Bomberos de San Juan respecto al accidente del juego Discovery en el parque de diversiones Hollywood Park. Las 31 personas que quedaron entre 4 y 5 horas atrapadas a 15 metros de altura, algunas cabezas abajo, fueron rescatadas en un operativo que culminó a las 5 de la madrugada del domingo. “Con la asistencia de una grúa, fueron auxiliados de a uno. Le colocábamos un arnés, para después abrir las barras de contención y los bajábamos con un sistema de polea”, contó el jefe del operativo, Raúl Castro. El predio del Jockey Club, donde está instalado el parque, continúa clausurado, mientras comenzaron los peritajes a cargo de Bomberos y Criminalística por orden del Primer Juzgado Correccional. El rescatista Agustín Moya, integrante de Bomberos Voluntarios de Pocito, recordó que fueron horas de “máxima de tensión". “Hicimos la contención de las familias. Hubo mucha angustia. Fuimos sacando a los que estaban más comprometidos”, dijo. Y recordó: “Lo primero fue instalar un colchón inflable en el piso, ante el riesgo de caída”. Las personas estaban en sillas de a 4, sujetados con un cinturón y una barra de acero. Para rescatarlos, los bomberos debían asegurar a las personas al arnés para después sacarle la barra de hierro. Entre los atrapados, había menores de 12 años. Ante la crisis de llanto y miedo, los víctimas contaban con la ayuda de un psicólogo del grupo del alto riesgo policial. "Todos querían ser rescatados a la vez. Tenían miedo, pero nosotros tratamos de entretenerlos, hasta les hicimos chistes. Los chicos se portaron muy bien", aseguraron los bomberos. En una conferencia de prensa, el jefe de bomberos de San Juan, Raúl Castro, dijo que el juego tenía las habilitaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Y que el desperfecto se habría producido por la rotura de un engranaje. “Los testigos dicen que hubo un crujido y se trabó, aunque recién sabremos lo que ocurrió cuando estén los resultados de las pericias”, dijo Castro. El jefe de Policía, Luis Martínez, explicó que la investigación está a cargo del Primer Juzgado Correccional y el peritaje para determinar qué falló será una tarea conjunto de Bomberos, Policía Científica y la colaboración de ingenieros de la Universidad Nacional de San Juan. Este lunes, algunos de los afectados fueron a declarar en los tribunales. Si bien todos salieron ilesos, los pasajeros del juego, aseguran que vivieron una verdadera pesadilla. Diego Caballero, uno de los que quedó atrapado en el juego, contó que había ido al Hollywood Park con sus hijos de 7 y 10 años. “Subí al juego cerca de las 23.30 del sábado, cuando los chicos se iban al circo, con mi esposa”, detalló. “Escuché un ruido muy fuerte en la primera vuelta y, en la segunda, vuelve a hacer ruido y el juego se detiene, con todos nosotros cabeza abajo”, en referencia a los cuatro ocupantes de su habitáculo. El hombre estuvo en esa posición hasta las 4 de la mañana, cuando fue rescatado por bomberos: “Al principio, sentía dolor de cabeza, los ojos llorosos y me zumbaban los oídos. Después, me empezó a costar respirar por la nariz y se me acalambraban las piernas y los brazos”, precisó. Entre los afectados por este accidente, es impactante el testimonio de Máximo, el nene de 12 años, que fue el último en ser rescatado. Su mamá contó que Maxi estaba con una crisis de nervios y no paraba de llorar. “Apenas me vio, más se alteró. Me decía: ´mami me caigo, mami me estoy desmayando, mami bajame, no quiero estar acá´”, relató la mujer. El chico explicó que subió solo al juego y que tenía que agarrarse de la barra para no caerse, porque el cinturón con el que estaba atado, se salía. Tenía frío porque estaba vestido con una remera y una bermuda. “Lloraba porque me daba impresión, creía que me iba a caer. No subo más”, aseguró. A dos días del accidente, no hay declaraciones públicas de los encargados del parque de diversiones. El jefe de policía dijo que los dueños del juego presentaron toda la documentación que pidió el juez y que, por el momento, no hay detenidos.

Dejá tu comentario