Política | Alberto Fernández | Mauricio Macri

Pasó el primer Debate Presidencial: los candidatos se pasaron factura y no se perdonaron nada

Los seis aspirantes a la presidencia se enfrentaron con sus argumentos. Alberto Fernández optó por ir de lleno contra la gestión de Macri, mientras que el Presidente se mantuvo calmo en los que considera sus logros. Las pelitas estuvieron a cargo del resto.

Primer Debate Presidencial 2019 - EN VIVO

El primero en tomar la palabra fue el presidente Mauricio Macri, quien se tomó sus primeros 45 segundos para agradecer no sólo a los organizadores sino a los que estaban mirando el debate desde sus casas. Sin embargo, el segundo en tomar la palabra, el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández, comenzó el primer cruce: “En el debate de 2015 el que mintió fue el Presidente, y el que dijo la verdad fue el que está sentado en primera fila”, en referencia al ex candidato a Presidente en las elecciones anteriores por el peronismo Daniel Scioli, que perdió contra Macri en el ballotage.

Por su parte, el resto de los candidatos repartieron sus críticas tanto al macrismo como a la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, compañera de fórmula de Alberto Fernández.

En cuando a los manejos del tiempo, el que se llevó un desaprobado fue el Juan José Gómez Centurión, quien se excedió varias veces del mismo y los moderadores, Rodolfo Barili y María Laura Santillán, debieron llamarle la atención más de una vez.

Al comienzo, Roberto Lavagna también excedió el tiempo, pero luego fue manejando mejor los tiempos en los bloques y temas posteriores.

En cuando a José Luis Espert, comenzó reclamándole a Macri el haber querido dejarlo afuera de las PASO y festejó la llegada a las elecciones de octubre: “Llegamos a pesar de las trampas que algunos de los aquí presentes nos quisieron hacer, llegamos a las elecciones generales”.

En cuanto a Nicolás del Caño, siguió poniéndole énfasis al discurso de crítica al capitalismo: “Ahora sufrimos a Macri, que es quien nos deja este desastre. Los grandes ganadores de esta crisis fueron los bancos y los grandes grupos económicos, así que la paguen ellos”, recriminó. Luego, en el primer tópico, el de relaciones internacionales, se llevó el título a respuesta original cuando utilizó sus 30 segundos para “pedir un minuto de silencio por las víctimas en Ecuador.

El debate

Con la atención principalmente puesta en el presidente Mauricio Macri, que busca la reelección, y el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández, quien ganó las PASO por un amplio margen, los seis postulantes a la presidencia protagonizaron desde las 21 el primero de los dos debates presidenciales previos a las elecciones del 27 de octubre.

En el Paraninfo de la Universidad del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, además de Macri y Fernández también estuvieron cara a cara Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda-Unidad), José Luis Espert (Despertar) y Juan José Gómez Centurión (NOS).

Sin dudas, la estrategia optada por Macri y Fernández fueron diametralmente opuestas: mientras que el Presidente enfatizó lo que él consideró logros de su Gobierno, el candidato del peronismo le fue directo al hueso y en casi todas sus intervenciones atacó a la administración macrista, dejando prácticamente de lado a los demás aspirantes a la presidencia.

“En el debate de 2015 el que mintió fue el Presidente, y el que dijo fue el que está sentado en primera fila”, afirmó Alberto Fernández durante su presentación, haciendo referencia al ex candidato a Presidente en las elecciones anteriores por el peronismo Daniel Scioli, que perdió contra Macri en el ballotage y que estuvo presente en la Universidad del Litoral por pedido expreso del peronista.

En tanto, Lavagna afirmó: “Creo que somos conscientes que los argentinos vivimos una muy complicada crisis económica y social. No va a ser fácil pero vamos a salir, como en el 2001, en la medida en que seamos capaces de repartir de manera equitativa los costos. La economía está absolutamente paralizada y hay que lograr un acuerdo en el seno de la sociedad”.

El primer eje temático fue Relaciones Internacionales, y el tema Venezuela fue ineludible. Macri fue contundente en su denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro y recordó que la ex mandataria Cristina Kirchner lo condecoró con la Orden de San Martín. “En esto no puede haber dobles discursos: o se está con la dictadura o se está con la democracia. La neutralidad es avalar la dictadura”, aseguró contundente. Mientras que Alberto Fernández dijo que quiere que los venezolanos resuelvan sus problemas, y le advirtió a Macri: “Espero que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana”.

En este punto, el candidato del Frente de Izquierda, Del Caño, aseveró que “nunca apoyamos el autoritarismo del gobierno de Maduro, pero hay una hipocresía enorme porque Mauricio Macri es un lamebotas que apoya la intervención extranjera de Estados Unidos”. Luego, utilizó sus 30 segundos de respuesta para hacer un minuto de silencio por las víctimas de la represión ecuatoriana

El segundo eje fue la economía. Ahí el Presidente cosechó sus mayores cuestionamientos. “Entérese Presidente, cuando termine su mandato va a dejar 5 millones de nuevos pobres”, disparó Fernández. En este punto, Macri reconoció que pensó que “iba a ser más simple ordenar la economía”, pero replicó: “Me sorprende que Alberto Fernánez diga que yo destruí la economía cuando hace muy poco dijo que la ex presidenta Cristina Kirchner la destruyó; dijo cosas peores, que cerró la economía, la dejó sin reservas, aumentó la pobreza y la ocultó; digamos la verdad”.

Al momento de debatir sobre derechos humanos, Gómez Centurión habló de “los curros" en el área y se volvió a manifestar en contra de la ley de legalización del aborto, mientras que Espert dijo que “en Argentina los derechos humanos parecen haber sido secuestrados por aquellos que se esconden debajo de la pollera de Hebe de Bonafini”. El que les respondió fue el candidato del Frente de Todos, quien aseguró que "parece que hay gente que piensa que los derechos humanos son un curro y otros que creen que el genocidio no existió”.

Dejá tu comentario