Deportes |

Peque Gigante: Schwartzman venció a Thiem y se metió en semifinales

En un maratónico partido de más de cinco horas, el argentino derrotó al número 3 del mundo por 7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2, y se metió entre los cuatro mejores del Grand Slam parisino.

El tenista argentino venció en cinco sets a Dominic Thiem, número 3 del mundo, y se metió entre los cuatro mejores de un certamen de Grand Slam por primera vez en su carrera. El triunfo por 7-6 (7), 5-7, 6-7 (8), 7-6 (7) y 6-2 le permitió asegurarse el ingreso al Top Ten del ranking ATP, su máxima aspiración en esta temporada.

En un primer set luchado y parejo, fue el argentino el que sacó ventaja con un ajustado 7-6 en el que vale remarcar que tuvo un andar arrollador en el tiebreak: fue 7-1. El Peque siempre estuvo abajo a lo largo del primer parcial y se recuperó en un momento crítico durante el séptimo game, cuando le devolvió el quiebre al europeo.

La moneda en el segundo parcial cayó del lado del europeo, quien se llevó el set por 7-5 tras más de una hora de acción en la Philippe Chatrier. Thiem quebró el servicio del argentino de entrada, pero en el sexto game cedió el suyo y las cosas se emparejaron. Así arribaron hasta el 5-5, donde otra vez el número 3 del mundo impuso su jerarquía, le ganó el saque a Peque y luego cerró el parcial con su servicio.

La mejor raqueta albiceleste en la actualidad convivió con su irregularidad en el tercer parcial, desperdiciando el momento en el que estuvo 5-3 con su saque. Thiem le quebró y encaminó el juego hasta llevarlo al 7-6 tras levantar un punto de set en contra en el noveno game. El austriaco tuvo dos bolas para apoderarse del set durante el tie break, pero el argentino hizo toda la fuerza que pudo hasta que cedió finalmente el tercer parcial por 7-6 (8).

Fueron los primeros dos sets que cedió en todo el torneo. Por delante, todavía había energías para revertir este marcador que repentinamente se le había vuelto en contra. Antes tuvo que sufrir: tuvo la chance de imponerse en el noveno game en tres oportunidades, pero Thiem impuso su jerarquía para empujar el tie break. La historia parecía repetirse. Llegó a estar abajo en la definición mano a mano, pero sacó sus fuerzas y lo venció 7-5 en ese tie break.

El quinto parcial fue verdaderamente arrollador: tras superar ampliamente las cuatro horas de acción entre los primeros cuatro parciales, el argentino de 28 años necesitó de 35 minutos para quebrar la fuerza de Thiem y de celebrar una victoria con un 6-2 luego de quebrarle dos veces el servicio al austriaco.

Dejá tu comentario