Policiales |

Perra terminó herida de bala tras defender a su familia de ladrones armados

El hecho ocurrió en la zona noroeste de Rosario. Roca, la perra en cuestión, debió ser atendida de urgencia ya que recibió un impacto de bala efectuado por uno de los dos ladrones que ingresaron a la vivienda.

Una perra raza dogo argentino se convirtió en heroína, cuando salvó a sus dueños, una pareja y un chiquito de 3 años, de dos ladrones armados que los atacaron en su casa de la zona noroeste. Roca, la perra en cuestión, quedó herida por el disparo de uno de los delincuentes, pero después de una noche en que su vida estuvo en riesgo se recuperaba satisfactoriamente en el Hospital de Animales. Roca resultó dura, como su nombre.

Para Carolina la pesadilla comenzó en la noche del lunes, después de que ella llegó en auto con su hijo de tres años a la casa de Génova al 7500. Su marido se sentía mal y estaba acostado en la habitación, mientras que ella se puso a cocinar.

Según contó, en un momento sintió que golpeaban muy fuerte la puerta, supone que con un martillo, y enseguida irrumpieron dos hombres armados, ante lo cual ella pegó un grito.

El marido, que pensó que le podría haber pasado a la mujer o al nene, salió entonces de la pieza y agarró del cuello a uno de los ladrones que había quedado de espaldas a él en un pasillo.

En ese momento se produjo un forcejeo entre ambos y tuvo la primera intervención la perra, que atacó al delincuente, que asustado salió de la casa, donde aparentemente había un tercer ladrón de campana. Entonces, el dueño de casa sacó al otro intruso.

Pero, una vez afuera, los delincuentes quisieron volver a ingresar a la casa y forcejearon para ello. Entonces, siempre según el relato de Carolina, ella les "soltó" a Roca, que volvió a atacar. Uno de los ladrones le disparó dos veces. Uno de los balazos la hirió con orificio de entrada y de salida.

Carolina atinó a apagar la luz para que los ladrones no pudieran ver y llamó al 911.

Los delincuentes huyeron pero primero "rompieron y revolearon cosas", llegó la policía y enseguida trasladaron a Roca al Hospital de Animales de Cossia.

Allí, explicó el veterinario, la perra fue estabilizada y se determinó que no necesitaba ser operada.

"Llegó en estado comatoso, con los signos vitales muy disminuidos. Pero con tratamiento de oxígeno se recuperó", dijo Cossia, que agradeció la colaboración de los policías que trasladaron al animal.

Roca, describió, es una perra muy "sociable", pero reaccionó al sentir que sus dueños estaban en peligro.

Y sostuvo que una perra como ella, que tiene 7 años, puede producirle la muerte si ataca a alguien. (fuente: Rosario 3)

Dejá tu comentario