Ciudad |

Piaggio protagonizó una aplastante e inédita elección y abraza su reelección

Euforia. Martín Piaggio festeja ante su militancia; detrás, Lorena Arrozogaray y Jorge Maradey, otros de los ganadores del domingo (foto: Joaco García)
Contabilizados el 99,07% de los votos, el Intendente se alzaba con el 51,46 %, a más de 30 puntos de la segunda fuerza, Cambiemos. Lo que prácticamente cierra la posibilidad de cualquier otro resultado en junio. Salvo Leuze, que superó el piso del 1% que se había propuesto para esta instancia, el resto de los precandidatos quedó demasiado lejos de sus proyecciones previas.   Luciano Peralta   “Las PASO, un baño de realidad tras una campaña marcada por diagnósticos demasiado antagónicos”. Ese fue el título de la nota que fue publicada ayer en ElDía. Más allá de las lecturas y los análisis que se empezaron a hacer anoche y que se continuarán hasta las Generales del 9 de junio, el 51, 46% que logró la lista encabezada por el intendente Martín Piaggio poco espacio deja para especulaciones. Más que un baño de realidad, tremendos números –además, con el 53,63%, Jorge Maradey se imponía al candidato de Cambiemos, Jaime Benedetti, que apenas alcanzaba el 21,49%– fueron a un baldazo de agua helada para las oposiciones de la ciudad y el departamento, quienes hicieron una lectura totalmente errada de la elección. Javier Melchiori, el candidato de Cambiemos que en 2015 había quedado apenas a 209 votos de Piaggio, fue el gran perdedor de esta elección, en la que apenas superó el 20% de los electores, a más de 30 puntos del ganador. Sin dudas, y más allá de los méritos oficialistas en estos años de gestión, la realidad nacional y el retroceso de Cambiemos hizo mella en el candidato local. Por otro lado, la performance de Jorge Roko, que disputó la interna con Piaggio dentro del PJ, estuvo dentro de los parámetros previstos. Pero, lógicamente, los 11,27 puntos alcanzados tendrían otro valor si la distancia entre el primero y el segundo no hubiese sido tan grande. Ya fuera de junio, lo único que resta es especular para dónde migrarán esos más de 8 mil votos. El vecinalismo, en tanto, tuvo una buena carta de presentación. En poco más de cuatro meses de creado, el Movimiento Vecinalista representado por Domingo Carrazza cosechó 7,71% de los votos. Un interesante caudal para lo que viene, si es que el espacio llega a consolidarse. La sociedad habló. El incontrastable voto popular le dio una histórica victoria a Piaggio, que se debe leer, por un lado, como el reconocimiento a su gestión y, por otro, como un importante respaldo de cara al próximo mandato.
Foto: Joaco garcía
La política, el eje de un discurso bien piaggista      El Martín Piaggio más auténtico es el que aparece en los actos de campaña, cuando le habla a su gente, cuando no tienen que matizar sus palabras para ser políticamente correcto con su responsabilidad institucional. La llegada de Kicillof, el cierre de la campaña y tantos otros ejemplos son muestra de ello. Anoche, luego de improvisar una conferencia de prensa, en la que valoró la inminente llegada del primer piaggista puro a Paraná (Jorge Maradey), Piaggio dio un breve y contundente discurso ante su militancia. Allí se volvió a ver lo más auténtico del Intendente, quien no vaciló en rescatar las figuras de Perón, Evita, Néstor y Cristina, defender a la política como “la herramienta de transformación de las realidades” y dedicarle un párrafo a la ideología, concepto con que se intentó denostar su proyecto de gobierno. “Los resultados son momentos, lo importante es lo que viene pasando en Gualeguaychú en estos tres años y medio”, expresó, luego de la palabra de Mariana Farfán, Jorge Maradey y Lorena Arrozogaray.
Foto: Joaco García
“Gobernamos una ciudad de cara a las realidades, muchas de ellas no son favorables, pero gobernamos poniéndole el pecho, dejando hasta el pellejo, porque así nos los dicta las convicciones, ¡carao!, y nunca las cambiamos, de Perón, de Evita, de Néstor y de Cristina”, enfatizó para arrancar la primera ovación de una militancia en la que se mezclaban banderas de La Cámpora, con las del Nuevo Espacio y el Partido Comunista. Tras una de las pausas que tuvo su discurso, el Intendente pidió especial atención y le habló a “absolutamente todos los vecinos y todas las vecinas de Gualeguaychú”. “Nosotros creemos que la política es una herramienta creadora de posibilidades, una herramienta que transforma realidades. La política no es aquello que nos han querido meter en la cabeza. Nosotros pudimos vivir en Gualeguaychú lo más sagrado, y de lo que me siento muy orgulloso, cientos y cientos de compañeros y compañeras demostraron que la política es honestidad, es laburo; la política es amor, amor por los demás, es entregar todo lo que uno tiene para sentir que está haciendo patria, para sentir que se la está jugando por los demás”, expresó. “La política es lo más lindo que tenemos, no resignemos nunca esa posibilidad”, pidió. “Nos quisieron hacer creer, en la lucha y la disputa por el sentido común, que tener ideología era tener una enfermedad. Yo les digo, soy médico, de esa enfermedad estoy totalmente orgulloso, porque tengo ideología, es la ideología de trabajar por los demás, es la ideología de sentirme siempre en falta para seguir luchando por los que menos tienen, por los que quieren levantar su casa, por los que quieren tener un pedazo de tierra, por los que necesitan medicamentos, por todas esas familias es que seguimos luchando”, enfatizó. Y cerró con el saludo que seguramente mejor define esa ideología, por la que tanto fue cuestionado desde los espacios opositores: “¡A triunfar, hasta la victoria siempre, vamos compañeros, vamos compañeras!”.   Los números de la elección  Martín Piaggio 51,46 % Javier Melchiori  20,01% Jorge Roko 11,27% Domingo Carrazza 7,71% Pablo Leuze 1,6% Blanco, nulo, otro: 7,94%        

Dejá tu comentario