Ciudad | CODEGU | Gualeguaychú

Piden que se declare al Aeródromo de "Interés Público" para poder reactivarlo

El Secretario de Obras Públicas y el Jefe del Aeródromo fueron recibidos por la Corporación del Desarrollo para que se reactiven las gestiones que permitan volver a poner operativo la terminal aérea local. Decidieron pedir al Intendente y a los concejales que sea declarado de "Interés Público" para poder realizar las obras necesarias que lo dejen nuevamente operativo.

En la mañana del jueves, la sede de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú (CODEGU) fue escenario de una reunión en el marco del análisis de la compleja situación del Aeródromo de Gualeguaychú, que desde octubre de 2017 se encuentra impedido de realizar vuelos nocturnos y no pueden despegar ni aterrizar aviones a propulsión debido al desprendimiento de la cinca asfáltica de la pista.

Este reclamo es llevado adelante desde un primer momento por diferentes instituciones de la ciudad, quienes reclaman que si no se hace algo urgente toda la instalación puede ser clausurada de manera definitiva por la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC), algo que no sólo sería un trauma para el desarrollo económico de toda la ciudad sino que sería una tragedia sanitaria debido a la importancia estratégica que tiene la terminal aérea a la hora de atender pacientes graves o realizar donaciones de órganos; algo que por el estado en el que se encuentra ahora la pista, lamentablemente sucedió en el pasado.

Embed

Durante el encuentro del jueves participaron la presidenta de la CODEGU Estela Miño; el expresidente de la entidad, Enrique Castiglioni; el jefe del Aeródromo, Nicolás Garbino; Claudio de los Santos, en representación de la CGT, el socio adherente de la Corporación Juan Schroll; mientras que por el lado de la Municipalidad asistió el secretario de Obras y Servicios Públicos, Carlos García;

Lo primero es que todos los presentes remarcaron es que esta actualidad que atraviesa tan estratégico emplazamiento y respecto de la importancia de dotarlo de las obras necesarias para su normal funcionamiento, ya que de no revertirse la actual situación próximamente, podría ver clausurada en forma definitiva su pista.

En ese marco, desde la Municipalidad se expresó la voluntad de trabajar para conseguir las mejoras imprescindibles, pero se recordó que no puede accionar directamente por tratarse de un predio privado. En este sentido, García entregó a Miño una carpeta con la propuesta del Municipio al respecto.

reunion codegu

Vale destacar que este punto, sobre que sea un privado el titular de esas tierras, todo se resume a que son propiedad del AeroClub, por lo que ni el Estado municipal, provincial y nacional pueden realizar obras públicas en el mismo. La única forma que se realicen los trabajos es cediendo los terrenos donde está emplazada la pista y las dependencias donde actúan tres organismos estatales, entre ellos la jefatura del Aeródromo –dependiente de la ANAC– y la estación climática a cargo del Servicio Meteorológico Nacional.

Sin embargo, desde el AeroClub se niegan a ceder ese espacio o a buscar una solución legal al problema, y el motivo es simple: si el aeropuerto local vuelve a ser operativo, no podrán realizar la única actividad que practican los miembros de la Comisión Directiva: el parapente.

“No se trata de tomar posesión de todo el predio sino en el que está la parte operativa, que es la pista y la torre de control. El predio en total tiene más de 100 hectáreas y no es la intención tomar posición de todo”, explicó el secretario de Obras y Servicios Públicos Carlos García en declaraciones a Radio Cero (FM 104.1).

Debido a esta realidad, en la cual no se puede avanzar con los arreglos necesarios y se está a un paso de perder de manera definitiva el aeropuerto de la ciudad, en la reunión que se realizó en la CODEGU se consensuó elevar una nota al intendente Martín Piaggio y a todos los concejales para que den el apoyo a la causa y “solicitar que se declare al Aeródromo de Gualeguaychú de interés público para, de esta forma, poder implementar los mecanismos necesarios que permitan llevar a cabo las obras de infraestructura en el predio”.

Los presentes coincidieron en valorar la real magnitud de contar con un aeródromo en la ciudad y los enormes efectos negativos que conlleva no tenerlo en funcionamiento.

Por último, la presidenta de la CODEGU, Estela Miño, señaló que “la consigna es trabajar pensando en el largo plazo y en todas las oportunidades que generaría tener el Aeródromo en condiciones para no sólo tener vuelos comerciales, sino también el hecho de disponer de un lugar que brinde un servicio más a la salud local (teniendo en cuenta la cercanía con el Hospital Centenario, acciones de ablación de órganos, etc.) y a las empresas del Parque Industrial y la región en su sistema de logística nacional e internacional”, opinó.

Dejá tu comentario