Espectáculos |

Por celos, Vicuña hizo modificar las escenas de la China en ATAV

Cada vez son más fuertes los rumores de separación entre Eugenia "la China" Suárez y Benjamín Vicuña. Después de la llamativa ausencia del chileno en la fiesta que PolKa organizó por el fin de las grabaciones de Argentina, tierra de amor y venganza la actriz armó las valijas y partió a Estados Unidos junto a sus dos hijas. Cómo repercutió la crisis en el set de ATAV y el machirulo reclamo del galán a los guionistas.

Allegados a la pareja anticiparon que confirmarán la separación en diciembre a través de un comunicado. Desde entonces, el entorno de ambos no paró de alimentar rumores sobre los disparadores de la separación. De un lado sostienen que fue el chileno quien se cansó del “desorden doméstico” de la “China”, a quien le habría llegado a espetar: “¡Esto con mi ex (por Pampita) no pasaba!”.

Embed

Ahora, con el correr de los días, se conocieron otros motivos. La tensión por la crisis de la pareja se instaló en el set de Don Torcuato. Las peleas eran moneda corriente para el resto del elenco.

Pero lo que pocos sabían es que fue el propio Vicuña quien levantó el teléfono para pedirles a los guionistas de la tira –Leo Calderone y Carolina Aguirre- que “le quitaran pasión” al arco narrativo de la pareja protagónica de la “China” y Gonzalo Heredia.

Embed

En efecto, el romance entre Raquel y Aldo tuvo sólo tres encuentros amorosos a lo largo de los 177 capítulos que se emitieron. El personaje de la “China” se fue corriendo cada vez más, al punto que su historia central pasó a ser la de la lucha de la “polaca” contra la red de trata en el país. Un empoderamiento para el personaje, claro, pero una bajadita de escalón en lo que a protagonismo refiere.

Si bien la historia comenzó con dos parejas protagónicas fuertes, con el correr de los capítulos fueron Delfina Chaves (Lucía) y Alberto Baró (Bruno) quienes encabezaron la línea romántica más fuerte de la trama. En torno a ellos giró y gira el resto del elenco, Heredia y la “China” incluidos.

Embed

El contraste es llamativo si se tiene en cuenta que Vicuña fue quien le puso el cuerpo a las escenas de sexo más jugadas de la serie. Su personaje de villano desalmado se cristalizó también en su tendencia a cosificar a las mujeres, algo que se potenció en los últimos capítulos y que coincidió con la agudización de la crisis de pareja.

Embed

“Fue la ‘China’ la que se habría cansado de Vicuña”, precisó la periodista Mariana Brey, al tiempo que sumó: “Él es obsesivamente celoso, al punto tal que un día habría levantado su teléfono, llamado a un guionista de la ficción y le habría sugerido amorosamente y con educación si podían cambiar parte del guión con Gonzalo Heredia. Porque ellos tenían escenas muy fuertes, como las que tenía él”.

Embed

A diferencia de lo que hizo el chileno, la “China” jamás llamó a los guionistas, ni les pidió modificaciones en la trama. “Ella es muy libre en su manera de vivir, pero no porque haga ‘cualquiera’. Es su manera de ser. Todas sus ex parejas hablan muy bien de ella”, precisó la panelista de Los ángeles a la mañana.

Dejá tu comentario