Mundo |

¿Por qué la superluna de gusano fue clave para desbloquear el buque atascado?

El gigante de 200 mil toneladas, que bloqueó el canal de Suez durante casi una semana, fue liberado tras una compleja y exitosa maniobra que incluyó la ayuda de nuestro satélite natural.

Casi una semana después de que el Ever Given encallara en el canal de Suez y detuviera la circulación de más de una décima parte del comercio mundial, el carguero fue por fin liberado.

El buque, de 200.000 toneladas y 400 metros de largo, había quedado atravesado en diagonal en el canal de no mucho más de 200 metros de ancho.

Después de una operación que involucró el trabajo de 11 remolcadores portuarios y 2 poderosos remolcadores marítimos, el barco fue completamente reflotado y está siendo remolcado hacia el norte, al Gran Lago Amargo, en Egipto, para someterse a controles de seguridad.

Los remolcadores trabajaron durante varios días, usando cables o colocándose directamente junto al carguero, para separarlo de los bancos de arena a ambos lados del canal.Mientras los remolcadores luchaban por mover el barco, se trajeron dragas para excavar el barro y la arena debajo de la proa y la popa del barco. Se calcula que en total se dragaron aproximadamente 30.000 metros cúbicos de arena.

Otro factor clave en esta operación fue el de nuestro satélite natural, la Luna, la cual presentándose en su fase llena propició que subiera la marea y se registraran las pleamares más altas de todo el mes, ayudando a que el barco pudiera ser arrastrado, primero desde la popa y después por la proa.La Autoridad del Canal de Suez advirtió que puede llevar hasta tres días aliviar el atraso de barcos atascados en ambos extremos de la ruta, aunque Maersk, principal naviera que opera en el canal, dijo que el atasco podría tardar "seis días o más" en diluirse.El efecto de la superluna

La llamada superluna de gusanos del domingo provocó una marea viva (o marea de primavera) más alta: 46 centímetros por encima de lo normal el lunes, según la NASA. Esa marea facilitó el proceso de enderezar y desatascar el gran buque, añadió la agencia.

Las mareas vivas son un término histórico para cuando las mareas «crecen» durante las lunas nuevas y llenas, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Aunque hay de 12 a 13 lunas llenas en un año, entre seis y ocho están relacionadas a una marea lo suficientemente alta como para lograr lo que se hizo el lunes, porque la luna está más cerca de la Tierra durante esas lunas llenas, explicó el meteorólogo de CNN Judson Jones.

“No es raro que estas mareas sean 300 metros más altas que otras mareas altas durante el año, cuando la luna está más lejos de la Tierra”, indicó Jones. “No hay duda de que estas mareas altas fueron parte de la estrategia para desatascar un barco tan masivo”, añadió.

Esas seis a ocho lunas llenas se llaman superlunas porque parecen más grandes y brillantes en el cielo. La superluna de marzo fue la primera del año y se esperaba que fuera la cuarta luna más brillante de 2021.

Las tribus nativas en el sur de EE.UU. llaman a la luna llena de marzo la luna de los gusanos porque las lombrices de tierra, el suelo que los gusanos digieren, se vuelven visibles a medida que el suelo se derrite en esta época del año.

El tráfico se reanudó en ambas direcciones del canal de Suez durante la noche del lunes, después de que los remolcadores pasaran varias horas trabajando para liberar la proa del buque portacontenedores Ever Given.

El reflotamiento exitoso de la embarcación se recibió con triunfo y alivio. Mientras, cientos de embarcaciones que quedaron atrapadas en la ruta de navegación desde el 23 de marzo se preparan para reiniciar sus viajes.

El desafío ahora es lidiar con el retraso y la congestión de los barcos, que, trabajando día y noche, podrían tardar más de tres días en solucionarse.

BUQUE

Dejá tu comentario