Ciudad | bullying

Por su tartamudez sufrió bullying desde pequeño: "Fui acumulando tristeza, pensé e intenté quitarme la vida"

Nahuel Pauletti tiene 22 años y días atrás hizo público un profundo sentimiento de dolor y sufrimiento padecido desde chico. "Siempre camufle el dolor haciendo chistes y siendo el más divertido del grupo, aunque por dentro me destrozaba todo el bullying que me hacían", confesó.

“Mi tartamudez empezó desde muy chico, según los psicólogos tuvo mucho que ver con un trauma de la infancia. Mi infancia y mi adolescencia no fue muy linda que digamos porque muchos chic@s se burlaban de mí”, comienza el relato del joven de 22 años que hizo el jardín y el primer grado en la Escuela Rawson, de donde, por el acoso del que fue blanco por su tartamudez, debió irse para arrancar segundo en la Gervasio Méndez, donde terminó el nivel primario.

Los chicos me molestaban, pero no tanto como en el otro colegio”, confió Nahuel a ElDía.

nahuel deporte.jpg
En el deporte Nahuel encontró contención y aceptación
En el deporte Nahuel encontró contención y aceptación

Siempre camufle el dolor haciendo chistes y siendo el más divertido del grupo, aunque por dentro me destrozaba todo el bullying que me hacían. La tartamudez me parece algo único que no muchas personas tienen, a mi familia y a mis amigos no les importa, ellos se toman todo el tiempo que sea necesario para escucharme. Pero al parecer a muchas personas si les importa porque se siguen burlando, me siguen reparando y se siguen riendo de mi problema”, contó el joven.

Siempre camufle el dolor haciendo chistes y siendo el más divertido del grupo, aunque por dentro me destrozaba todo el bullying que me hacían

“Fui acumulando todo esa tristeza a lo largo de mi vida, hasta que en la secundaría caí en depresión, pensé e intente quitarme la vida, gracias a Dios mi mamá nunca me dejó solo, y hubo una profesora del colegio que fue muy importante para mí en este proceso y pude salir de ese pozo, aunque muchas veces esos pensamientos malos vuelven a mi cabeza”, escribió Nahuel en su cuenta de Facebook.

La docente de la que habló en su posteo es Analía Nazar, a quien conoció en la Enova.

Fui acumulando todo esa tristeza a lo largo de mi vida, hasta que en la secundaría caí en depresión, pensé e intente quitarme la vida

“Verdaderamente le debo todo, a cada profesora de ese colegio, en especial a Analía. Ella una vez hizo un juego en el que todos contaban lo mejor y lo peor que había pasado en nuestro año. Yo había preferido no jugar, y todos me respetaron. Cuando llegó su turno ella dijo que lo mejor que le había pasado ese año era haberme conocido y que su objetivo era salvarme la vida”, recordó el joven.

“Ese día me animé a hablar frente de todo el curso y a contarles lo que me pasaba, todos lloraron y me pidieron perdón por no haberse dado cuenta de las cosas”, expresó.

Embed

Mi tartamudez empezó desde muy chico, según los psicólogos tuvo mucho que ver con un trauma de la infancia. Mi infancia...

Publicada por Nahuel Pauletti en Domingo, 24 de mayo de 2020

El deporte como contención

En la charla que mantuvo con ElDía, Nahuel aseguró: “El deporte me salvo la vida”. Y contó que fue en ese ámbito en el que conoció a “muchas personas buenas, tanto en el running como en el ciclismo, me sentí aceptado, y a nadie me importó si me trababa al hablar o no”.

Lo mismo había relatado hace uno días, en Facebook: “Todo mejoró y me enfoqué en el deporte, donde me sentí aceptado, donde a nadie le importaba si me trababa al hablar, ahí pude encontrar mi felicidad y les agradezco de corazón a todo el ambiente del atletismo, en especial al grupo Belen- Rivero”.

Todo mejoró y me enfoqué en el deporte, donde me sentí aceptado, donde a nadie le importaba si me trababa al hablar

“Les pido de corazón que si alguna vez hablan con una persona que sufra tartamudez, tómense el tiempo de escucharlas, no le digan que se tranquilice porque más nerviosos nos ponemos, no se rían de ellos. No es nada malo, somos personas como todos ustedes”, cerró el joven.

Dejá tu comentario