Deportes | Torneo Federal | Central Entrerriano

Por toda la gloria: Central se juega el ascenso en el quinto partido ante Lanús

El Rojinegro irá por un triunfo que le otorgue el ascenso a la Liga Argentina de la temporada que viene. Tras la derrota en el cuarto partido, el equipo de Panizza buscará coronar una gran temporada con el ascenso ante un duro Lanús, que va por el mismo objetivo.

Se terminaron las palabras. Central Entrerriano buscará esta noche el triunfo que se le negó el pasado sábado, para poder coronar el ansiado ascenso a la Liga Argentina. Luego del golpe que significó la derrota 74-70 en el cuarto juego de la serie, el equipo de Mariano Panizza buscará volver a ganar en el gimnasio de Lanús para coronar una temporada notable con el ascenso y saltar a jugar nuevamente en el segundo escalón del baloncesto nacional.

La semana estuvo plagada de cuestiones que nada tienen que ver con el juego, primero con las dudas sobre la cantidad de entradas que recibiría Central, posteriormente con la resolución de Aprevide de que el encuentro se dispute sin visitantes, lo que generó la reacción de la CABB que suspendió momentáneamente el partido, hasta que finalmente se resolvió que vaya esta noche a las 21 y con público visitante.

El plantel Rojinegro entrenó durante la semana sin mayores inconvenientes, mentalizados en la importancia del partido de esta noche y convencidos en que se puede ganar nuevamente en cancha del Granate, tal como pasó en el segundo choque de la serie. Se hizo autocrítica, se analizaron los aspectos del juego en donde se falló y se trabajó en potenciar lo bueno del equipo para afrontar una parada que será brava pero no imposible.

El plantel viajó ayer por la tarde y entrenó en las primeras horas de la noche en el gimnasio de Lanús, sin complicaciones desde lo físico y con muy buen ánimo para afrontar un partido decisivo.

Las claves

Será otro partido que se definirá por los detalles, naturalmente que aquel equipo que logre imponer su mejor juego será el que termine celebrando. Central sabe que necesita defender, bajarle el goleo a su rival y sobre todo, cortar los buenos circuitos ofensivos que tiene el equipo de Ezequiel Vallet.

Lanús depende mucho de la generación de juego de Kevin Jerez Pilotti, que fue determinante con su levantada en el cuarto partido, además de la enorme presencia interior de Sebastién Chaine y el aporte en el goleo a distancia de Funes, Ibáñez Paz y Trímboli, que conforman un quinteto inicial confiable, con buenas variantes y experiencia para jugar este tipo de choques.

El recambio será otro factor preponderante del juego, porque ambos entrenadores han apelado a la banca para poder cambiar el rumbo de los partidos con resultados distintos. Lanús tuvo un buen aporte de los relevos en el primer partido, pero no así en el resto de los encuentros, mientras que Central, recién a partir del segundo partido encontró respuestas en el momento de recambiar, sobre todo con buenos momentos de Tomás Ludueña, el goleo a distancia de Capponi y el sacrificio de Ledesma y Caire cuando saltaron a jugar.

La experiencia del quinteto titular de Lanús no tiene nada que envidiar a la que tiene Central en sus cinco titulares, todos jugadores con rodaje y con muchos partidos determinantes sobre sus espaldas. La seguridad de Nacho Fernández y Forastieri para conducir y generar juego desde afuera, más la potencia de Madera y el trabajo de Córdoba, sumados a la sensacional temporada que está teniendo Sebastián Bernasconi, hacen de Central un equipo poderoso y que saldrá a jugar sabiendo que tiene mucho por ganar.

Las cartas están echadas, en un quinto partido, Lanús y Central Entrerriano decidirán el ascenso y el segundo finalista. La ilusión de toda una ciudad, jugará vestida de rojo y negro.

Dejá tu comentario